Valladolid tiene campeón

El Fundación Grupo Norte no falla y da buena cuenta del Clínicas Rincón AmivelEl conjunto vallisoletano acaba con dos décadas de dominio liguero de los equipos de la ONCE

VÍCTOR BORDAVALLADOLID.
Los jugadores morados celebran el título en la pista del Pilar Fernández Valderrama. :: RICARDO OTAZO/
Los jugadores morados celebran el título en la pista del Pilar Fernández Valderrama. :: RICARDO OTAZO

¡Campeones, campeones! cantaba la grada del Pilar Fernández Valderrama al inicio del último cuarto. Podían haber empezado los cánticos antes, porque el Fundación Grupo Norte había dejado su choque solventado ante el Clínicas Rincón Amivel antes del descanso. Y es que quedó patente la diferencia que hay entre el campeón y un equipo que va a pelear hasta al última jornada para salvarse.

El final del partido fue una fiesta. Lágrimas, cava, agua y confeti inundaron la pista del pabellón. Era el principio de la celebración. Luego los jugadores locales se retiraron para enfundarse la camiseta del campeón y recibir el homenaje de sus aficionados, que hicieron el pasillo a los héroes en el centro de la pista. Madriles, primero, y luego Knowles subieron a la canasta para realizar el pertinente corte de la red. La locura se había desatado. El equipo morado entraba en la historia por la puerta grande.

El hito del Fundación Grupo Norte es de una gran importancia, ya que el equipo de Valladolid acabó con dos décadas de dominio de los equipos de la ONCE. Eso da una idea de la machada que ha afrontado este año el equipo de Valladolid, que ha cerrado el mejor año de sus historia con este título, el subcampeonato de Copa y el cuarto puesto en la 'Champions'. Difícil de olvidar.

El choque comenzó con un equipo muy centrado. No quería disgustos innecesarios ni que la ansiedad jugase a favor del equipo andaluz. Knowles y Highcock fueron dos estiletes que sumaron los veinte primeros puntos del cuadro castellano. Menos mal que Zarzuela anotó las dos últimas canastas locales para acabar con el duopolio ofensivo vallisoletano.

En defensa, los morado estuvieron soberbios. El Clínicas Rincón Amivel estuvo casi siete minutos sin anotar. Al final de los primeros diez minutos, el electrónico lo decía casi todo (26-7).

En el arranque del segundo capítulo hubo cierta relajación. Puede que la entrada de una rotación algo fría o la tranquilidad que daba el marcador, los andaluces iniciaron los segundos diez minutos del choque con un parcial de 0-4. Llamada a capítulo con un tiempo muerto y las cosas cambiaron. El mexicano Zapata tomó el relevo anotador (12 puntos antes del descanso) y siguió abriendo la brecha de manera considerable. La máxima renta coincidió con la llegada del descanso. El Fundación Grupo Norte dominaba por 27 puntos (42-15). El encuentro estaba visto para sentencia.

En el arranque del tercer cuarto se repitió el inicio del segundo, aunque esta vez de una manera más notoria. Fallos en los lanzamientos y pérdidas de balón que propiciaron los continuos contragolpes del más rápido en la pista, el visitante Leo Tahti, que se convirtió en el referente ofensivo de los suyos. Nueva llamada a capítulo, pero esta vez la receta del tiempo muerto no valió para mucho. El parcial llegó a ser de 2-14, pero las alarmas no se encendieron. El colchón era lo suficientemente amplio para no temer por el triunfo.

El Clínicas Rincón Amivel llegó a colocarse a 16 puntos (63-47), pero la barrera de seguridad no cedió un ápice más. Al final del tercer cuarto se llegaba con 56-37.

Los últimos diez minutos de juego fueron mucho más placenteros. La grada ya comenzaba a celebrar un triunfo y un título que eran ya inamovibles. Con el regreso de Highcock a pista, el equipo de Valladolid fue abriendo de nuevo brecha. Era el momento de celebrar un título que sabe a gloria, que da lustre y esplendor a un equipo que después de muchos años de trabajo recoge lo que ha cosechado. Al final, 80-56 y Valladolid con un equipo campeón como la copa de un pino.

Al Fundación Grupo Norte, acompañado de sus seguidores, ya solamente le quedaba celebrar un día que permanecerá en la memoria de Madriles y compañía. Un equipo de Valladolid había acabado con el monopolio ONCE. Toca celebrarlo y empezar a trabajar en el equipo de la próxima temporada en la que deberá defender título.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos