Los constructores palentinos han sufrido menos la crisis del sector

El presidente de Aecopa, Gabriel Rubí, augura un 2011 más difícil y con menos ventas

PILAR ROJOPALENCIA.
Algunos de los asociados de Aecopa, duranta la asamblea general que celebraron ayer en el reastaurante Chapó de Palencia. ::
                             FOTOGRAFÍAS DE VÍCTOR HERRERO/
Algunos de los asociados de Aecopa, duranta la asamblea general que celebraron ayer en el reastaurante Chapó de Palencia. :: FOTOGRAFÍAS DE VÍCTOR HERRERO

Palencia no se ha librado en absoluto del azote que la crisis ha supuesto para el sector del ladrillo, pero ha sufrido las consecuencias en mucha menor media que la media nacional Éste fue el mensaje optimista que ayer lanzó el presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción de Palencia (Aecopa), Gabriel Rubí, en la asamblea general de la asociación.

Rubí reconoció que el año pasado fue duro para el sector, con un descenso importante de la licitación de obra pública y una reducción también en las ventas. Sin embargo, el panorama no fue tan negro como en el resto del país. El presidente de Aecopa citó un informe del Ministerio de Fomento que incluye a todos los municipios con más de 25.000 habitantes, en el que Palencia figura en los puestos finales en este análisis de la incidencia de la crisis en la construcción. A la cabeza, figura el municipio murciano de Águilas, donde los precios de las viviendas bajaron el 52% por la crisis, mientras que en Palencia la reducción fue del 13%. «Estamos en los puestos finales, y eso es al menos un pequeño motivo de satisfacción para nuestro sector», indicó Gabreil Rubí.

El presidente de Aecopa recordó también en la asamblea de empresarios de la construcción celebrada ayer en el restaurante Chapó algunos números que han contribuido a agravar la situación de crisis en el sector. En este sentido, señaló que durante el año pasado la licitación de obra pública se redujo por encima del 83% en Palencia. En 2010 se licitaron 125,7 millones, de los que el 82% corresponden a obra civil y el 18% a edificaciones.

Rubí anunció un 2011 aún más duro, en el que se venderán menos viviendas, aunque también quiso rodear su mensaje de optimismo, con tres apuestas básicas que pueden contribuir a levantar el sector: la rehabilitación de pisos, el alquiler y la eficiencia energética. «Éstos serán los tres pilares que nos ayudarán a salir adelante en un momento tan difícil», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos