Una ajustada mayoría de trabajadores da su aprobación al convenio de Iveco

«Recogemos el mensaje y vigilaremos para que no haya abusos relativos a la productividad y la movilidad», señala UGT

Á. B.VALLADOLID.

El convenio colectivo de la factoría vallisoletana de Iveco para el periodo 2009-2012, acordado por la dirección con los representantes de CC OO y UGT en el comité de empresa, recibió ayer el voto afirmativo de 446 trabajadores, frente a los 415 que se opusieron. En total se pronunciaron 870 personas de las cerca de 1.100 que conforman la plantilla (hubo nueve votos nulos). La propuesta recibió así el visto bueno de una mayoría de 31 votos.

El convenio aprobado por la asamblea de trabajadores contempla la congelación salarial durante 2009 y 2010 y una subida del IPC real para 2011 y 2012. Además, el documento recoge una paga de 220 euros a la firma del convenio, mas el 1% de atrasos de los últimos tres meses del año pasado, unos 250 euros, para paliar la perdida de poder adquisitivo. Asimismo, está prevista otra paga variable, de hasta 800 euros, en función de parámetros como la productividad, la polivalencia o el absentismo. El sindicato CGT se opuso a la firma del convenio.

Iveco se encuentra en el séptimo expediente de regulación de empleo temporal, que será de 20 días y se prolongará hasta el 30 de junio.

Según manifestó la sección sindical de UGT en la planta de vehículos industriales, sus representantes han «recogido el mensaje de los 'síes' y los 'noes'». A su juicio, los apartados que más rechazos concitaron fueron los referidos a la productividad y movilidad de la plantilla (se reconoce el sistema MTM como referencia para el análisis de tiempos y métodos y se crean grupos profesionales habilitados para desempeñar hasta cuatro funciones). «Entendemos que los trabajadores nos instan a los tres sindicatos a permanecer vigilantes para que la empresa no cometa abusos en este sentido», señalaron desde UGT.