La revista 'Intramuros' dedica un número especial a Francisco Umbral

La publicación se presentó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, institución que otorgó al escritor su Medalla de Oro

LALY RAMOSMADRID.
Los responsables del número especial, con María España, antes de la presentación. ::
                             PRENSANEWS/
Los responsables del número especial, con María España, antes de la presentación. :: PRENSANEWS

Es la primera monografía que ve la luz desde que Francisco Umbral falleciera el 28 de agosto de 2007. En ella, 19 conocedores de su persona y especialistas en su trayectoria literaria realizan un recorrido por su vida y obra, apoyado por unas curiosas fotografías, la mayoría provenientes de los fondos de la Fundación Francisco Umbral, como la que abre el número, con la imagen del escritor proyectándose en sus propias gafas, un signo de su personalidad.

El especial, número 32 de la revista 'Intramuros', se presentó anoche, en Madrid, en un acto presidido, en el Círculo de Bellas Artes, por la viuda del escritor y presidenta de la Fundación Francisco Umbral, María España Suárez; el director de la publicación, Beltrán Gambier, y Jean-Pierre Castellani, catedrático emérito de la Universidad de Tours y coordinador del monográfico.

Publicar este número «ha sido un desafío de calidad para hacer con todo el rigor que merece una misión múltiple, pero sobre todo un gran placer hacer este homenaje», comentó el director de 'Intramuros'. «Cuando pensamos en él, tuvimos en cuenta el fervor que tenía Umbral por lo biográfico y lo autobiográfico, de sus primeros libros hasta, para mí, el clave, que es 'La noche que llegué al Café de Gijón'.

Entre los asistentes, la directora de la Fundación Francisco Umbral, Leticia Espinosa de los Monteros, y varios de los firmantes de artículos del número.

Jean-Pierre Castellani destacó la variada personalidad de Umbral, porque abarcó todos los ámbitos, la prensa, la literatura, la narrativa, la poesía, la columna, la historia... «Era un gran lector, un gran escritor, con un lenguaje magnífico, un escritor por vocación, era un periodista testigo y esta revista lo refleja bien». En este número señaló, además, que «hay dos textos», los lingüísticos y los fotográficos, «fotografías magníficas de un Umbral joven, muy elegante». «Era una fotografía permanente, hay pocos escritores tan fotografiados».

Valladolid y El Norte

Para María España Suárez, la fotografía preferida de esta publicación es la que apoya parte del texto del artículo 'Francisco Umbral: la literatura como fascinación', una imagen del escritor muy joven, que aparece en varios de sus libros. El número monográfico dedicado a su marido le ha parecido «una idea estupenda, que agradezco porque ha quedado perfecto, la selección de las fotos está muy bien hecha y los artículos muy elogiosos y cariñosos porque están muy seleccionadas las personas que han colaborado en la revista», comenta mientras recuerda que se conocieron muy jóvenes los dos, cuando ella estudiaba en el Instituto Núñez de Arce, de Valladolid, ciudad en la que vivieron hasta que, después de un breve tiempo en León, llegaron a Madrid, desde donde Umbral trabajó para EL NORTE DE CASTILLA, periódico en el que colaboró y trabajó desde 1958.

Cada artículo contiene, también, una frase de Umbral que hace reflexionar sobre cómo era y el porqué de su obra escrita, como con la que comienza la revista, «Elegí la literatura como reino fuera de este mundo, como reducto de sosiego y silencio, al margen de la guerra y el crimen, pero no es verdad».

Fotos

Vídeos