Inquietud en Pintia Es posible que esta red de tráfico de antigüedades tenga conexiones alemanas

De preocupantes e inquietantes deben ser calificadas las noticias sobre lo que ocurre en el yacimiento vallisoletano de Pintia, el más importante para conocer la cultura más remota del Valle del Duero. Y es que todo apunta a la presencia de furtivos por las inmediaciones del yacimiento situado en el término de Padilla de Duero, cuya pretensión no sería otra que la de robar piezas para lucrarse con su venta, como ha sucedio en otras excavaciones españolas. El asunto se torna aún más alarmante si reparamos en el cúmulo de dificultades que rodea este importante filón de vestigios vacceos. En efecto, hablar de Pintia es hacerlo de una historia de excelencia plagada, sin embargo, de no pocas trabas. De ellas ha dado cuenta el principal impulsor del yacimiento, Carlos Sanz Mínguez, quien incluso se ha visto obligado a adquirir con su propio dinero partes del terreno donde se ubica el yacimiento para salvarlo de la arada. A este hecho, que según Mínguez viene agravado por la falta de apoyo del Gobierno regional, se une ahora la amenaza de estos 'robatesoros' furtivos, cuya acción recuerda al expolio que tuvo lugar en la misma zona en febrero de 1990. De hecho, una serie de indicios contribuyen a intensificar la preocupación: la web de una casa de subastas de Múnich ofrece un lote de armas antiguas que, según Sanz Mínguez, podría proceder del yacimiento vacceo de Pintia. Por si fuera poco, también el Museo de Prehistoria e Historia Antigua de Berlín exhibe restos de la misma procedencia. Dos evidencias que obligan a intensificar las pesquisas por parte del Ministerio de Cultura.

No es descabellado pensar, por tanto, que nos encontramos ante una red organizada de tráfico de antigüedades con evidentes conexiones alemanas, lo que obliga a extremar aún más la vigilancia. Porque si bien es cierto que gracias a la rápida y eficaz reacción de la población local ha sido posible ahuyentar a los sospechosos merodeadores, no lo es menos que solo la acción conjunta de las autoridades y las fuerzas de seguridad es capaz de erradicar esta intranquilizadora amenaza que se cierne sobre un yacimiento, el de Pintia, tan determinante para conocer nuestro pasado más remoto.

Fotos

Vídeos