Las obras de la variante de guardo concluirán en septiembre de 2013

Un viaducto de 840 metros de longitud salvará el desnivel de la vega del Carrión y la vía del ferrocarril

JOSÉ CARLOS DIEZGUARDO.
El delegado de la Junta habla con el alcalde sobre los accesos a lo que será el viaducto. ::
                             J. C. DIEZ/
El delegado de la Junta habla con el alcalde sobre los accesos a lo que será el viaducto. :: J. C. DIEZ

La variante de Guardo comienza a hacerse realidad una vez que las excavadoras ya han preparado los accesos a las zonas donde se construirán los pilares que sostendrán el gran viaducto de 840 metros de longitud y 70 metros de altura, que unirá la CL-626 por el sur de la localidad. Esta carretera, que atraviesa Guardo, presenta continuos problemas de circulación a causa del denso tráfico, lo que hace necesario el desvío de este eje desde la entrada hasta la salida del núcleo urbano. Además, la variante «pondrá el polígono industrial de Campondón casi media hora más cerca del puerto de Santander y un cuarto de hora más cerca de Palencia», según ha destacado el alcalde, Jesús Blanco, en varias ocasiones.

Coste de 19,8 millones

El delegado territorial de la Junta, José María Hernández, y el alcalde de Guardo, Juan Jesús Blanco Muñiz, acompañados por los técnicos del Servicio Territorial de Fomento y de la empresa adjudicataria, visitaron ayer las obras, que estarán terminadas en septiembre de 2013, si se cumplen los plazos de ejecución de dos años y medio. La empresa adjudicataria es la UTE Sacyr-Inmobiliaria Río Vena, con la que se contrataron los trabajos por 19.827.645 euros. A esta cantidad, hay que sumarle los 193.600 euros que costó la redacción del proyecto, redactado por la unión de empresas Tecopysa-ATP Ingeniería.

De las dos opciones que se barajaron para la variante, se eligió la alternativa sur 1, que dejaría al sur la línea de Feve, la zona residencial La Albariza y el polígono industrial de Campondón.

La construcción será sin duda una gran llamada a los curiosos de la ingeniería durante el tiempo que duren las obras, ya que, además de que toda la evolución de la obra se va a grabar con el fin de observar los avances, se trata de una actuación realmente llamativa. A la vez que se construyen tres o cuatro de los pilares con encofrado móvil, se instalará la plataforma de la carretera con el mismo método, de forma que el encofrado viajará de pilar en pilar. Así, se pretende que sea un viaducto lo más sólido posible, sin elementos prefabricados, sino que toda la construcción se produzca in situ.

El puente servirá para salvar los grandes desniveles por los que discurre el río Carrión, así como la vía férrea y la CL-615 que comunica Guardo con Palencia. Además, se construirá una intersección con esta carretera, lo que facilitará las conexiones con Riaño, Aguilar o Palencia con León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos