Una locomotora de vapor de 1919, primera pieza del Museo Nacional de la Energía de Ponferrada

MARÍA CARROPONFERRADA.
Un camión traslada la locomotora a su nueva ubicación. ::
                             C. S.-ICAL/
Un camión traslada la locomotora a su nueva ubicación. :: C. S.-ICAL

La Fundación Ciudad de la Energía recibió ayer la primera pieza de la colección permanente del futuro Museo Nacional de la Energía, una locomotora de vapor que en 1919 se compró a la empresa norteamericana Baldwin junto a otras diez y que ha sido cedida por el Ayuntamiento de Ponferrada. La Número 8, más conocida como 'La Ponferrada', sirvió durante muchos años al transporte de pasajeros y mercancías entre la capital berciana y la comarca de Laciana.

Ahora, 92 años después de su adquisición y tras haber pasado un exhaustivo proceso de reparación, esta locomotora sienta las bases del futuro museo y se expondrá en el muelle de carbones de la antigua central térmica de la MSP, donde se ubicará la sección histórico-antropológica del carbón, que está previsto que abra sus puertas de forma provisional a finales de marzo. En la restauración de la Número 8 se han invertido 175.000 euros y los trabajos han durado cinco meses.

Marino Castro, que fue uno de sus conductores durante más de 40 años, conocido por sus paisanos como 'el maquinista de la General', con 87 años, explicó ayer que es uno de los pocos que sabe manejar está locomotora, a cuyos mandos estuvo entre 1941 y 1984. «Todavía no se me ha olvidado», dijo durante la llegada de la Número 8.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos