Una salida para los excedentes agrícolas

La Unión Europea puso en marcha el Plan de Distribución Gratuita de Alimentos en 1987, cuando la agricultura de la UE producía más de lo que la población podía consumir. Entonces, la donación de los excedentes a los necesitados era una solución obvia a través de instituciones caritativas y sociales en cada país, en el caso de España de Cruz Roja, que colabora con los ayuntamientos en la distribución de las ayudas. Desde mediados de los años 90, la reducción de los excedentes agrícolas se suple con alimentos adquiridos en el mercado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos