Los hijos de Miguel Delibes ultiman la futura fundación del escritor

EL NORTEVALLADOLID.

Los hijos de Miguel Delibes gestionan en la actualidad la creación de una fundación con el nombre de su padre, fallecido en Valladolid el pasado 12 de marzo, «para mantener unido su legado» literario y promover actividades culturales vinculadas a la lengua y la naturaleza, dos de sus pasiones.

«Es una iniciativa de la familia que estamos tratando de poner en marcha porque nos parece muy importante mantener unido el legado de mi padre, pero estas cuestiones son muy complejas desde todos los puntos de vista y ahora estamos buscando posibles patronos» entre instituciones y empresas, desveló ayer a la agencia Efe Adolfo Delibes, uno de los siete hijos del autor de 'El Camino'. Con la ayuda de un abogado, amigo de la familia y especializado en estas cuestiones, los hijos del novelista quieren promocionar su obra, además de reunir sus manuscritos y traducciones a otras lenguas.

Para ello se precisa una sede «a corto y medio plazo», según Adolfo Delibes, que el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha ofrecido en el Pabellón de Maquinistas de los antiguos talleres de Renfe, una vez culminado el proyecto de soterramiento del ferrocarril a su paso por esta capital. «Hemos visto el edificio y nos ha gustado mucho, pero todo queda pendiente del soterramiento», añadió Adolfo Delibes después de asistir a la presentación de una iniciativa de la Casa de Valladolid en Madrid para la instalación de un busto del escritor en el madrileño Parque del Retiro, en la primavera de 2011.

Durante este acto, el alcalde ha confirmado el ofrecimiento del Pabellón de Maquinistas y considerado la necesidad de que, además de los siete hijos del escritor desaparecido, éstos como miembros vitalicios, formen parte de la futura Fundación Miguel Delibes el Ministerio de Cultura, la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento y la Universidad de Valladolid.