El PP expulsa a Jesús Mateo Pinilla

La decisión de no votar una moción ha llevado a su grupo a pedir que se le considere edil no adscritoLa dirección provincial del partido le abre un expediente de expulsión por vulnerar los estatutos al apartarse de la disciplina

JOSÉ MARÍA DÍAZPALENCIA.
Mateo Pinilla se dispone a abandonar el pleno para no apoyar la moción sobre la caza que defendían sus compañeros. ::                             VÍCTOR HERRERO/
Mateo Pinilla se dispone a abandonar el pleno para no apoyar la moción sobre la caza que defendían sus compañeros. :: VÍCTOR HERRERO

Nuevo episodio en el culebrón Mateo Pinilla. Cuando parecía que las aguas bajaban ya calmadas en el seno interno del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Palencia, el díscolo concejal Jesús Mateo Pinilla, al que ya se le había apartado de sus funciones institucionales, decidió en el último pleno evidenciar aún más su ruptura con sus compañeros de corporación y rompió la disciplina de voto durante el debate de una moción sobre la creación de un coto de caza en el Monte el Viejo, que era defendida precisamente por los populares.

Mateo Pinilla optó por ausentarse del salón de plenos antes de la votación, al no estar de acuerdo con el contenido de la propuesta de su grupo, lo que desató las iras de la portavoz del PP, Celinda Sánchez, con quien mantiene un duro enfrentamiento personal. El edil había manifestado públicamente en diversos medios de comunicación que no apoyaría la moción referida a la caza y tras el pleno llegó a manifestar también de forma pública que le repugnaba la propuesta.

Esta clara ruptura con la actuación del Grupo Popular ha llevado a que su portavoz haya registrado una petición al alcalde, el socialista Heliodoro Gallego, en la que le traslada la expulsión formal de Jesús Mateo Pinilla como concejal del Partido Popular y le ruega que le busque un asiento en el pleno diferente al que ahora ocupa, ya que el concejal se sienta justo en el medio de la bancada del PP.

En el escrito, Celinda Sánchez recuerda que a principios del verano se perdió la confianza en Mateo Pinilla por lo que se le apartó de sus funciones municipales, y se indica que confiaba en que el propio edil devolviera al partido su acta de concejal para que ocupara su puesto el siguiente en la lista.

Un problema enquistado

Ante esta circunstancia, Jesús Mateo Pinilla quedará, a partir del próximo pleno municipal, como concejal no adscrito a ningún grupo, una figura un tanto indeterminada, a la que las leyes de funcionamiento de las administraciones locales no definen claramente. «La culpa es mía. Esto tenía que haberse cerrado en verano. Si desde el primer momento en que tuvimos los problemas le hubiésemos echado, no nos veríamos ahora en esta situación», señaló ayer Celinda Sánchez, quien calificó la decisión de Mateo Pinilla de ausentarse en la votación sobre la moción de la caza como «el número de la cabra».

La portavoz de los populares explicó también que en numerosas ocasiones se le ha solicitado a Jesús Mateo Pinilla que devuelva el acta de concejal para que otro ocupe su puesto, «pero se ha negado reiteradamente y ha demostrado que no tiene calidad como persona ni talla política», manifestó ayer Celinda Sánchez

La propuesta de expulsión ha llevado al alcalde a solicitar al secretario general del Ayuntamiento que elabore un informe jurídico sobre la situación en la que quedará a partir de ahora Mateo Pinilla, puesto que la ley no lo especifica y se limita a señalar que en ningún caso podrá tener mejores condiciones que los grupos políticos. En este informe, el secretario debe definir las comisiones informativas a las que podrá asistir a partir de ahora Mateo Pinilla, así como las reglas de participación que deberá seguir en los plenos, a los que como todo concejal podrá asistir libremente. Lo que deben fijarse son cuestiones como la posibilidad de presentar mociones o el tiempo de sus intervenciones, entre otras cuestiones, que deben asignarse siguiendo criterios de proporcionalidad, lo que implica muchas limitaciones con respecto a las que tienen el resto de concejales, que sí están adscritos a algún grupo.

A partir del estudio jurídico del secretario, se llevará una propuesta de funcionamiento de los concejales no adscritos a una comisión informativa para su dictamen previo a la aprobación por el Pleno Municipal, previsiblemente en la sesión ordinaria del mes de diciembre.

Pero la expulsión de grupo del Ayuntamiento no es la única a la que debe enfrentarse Mateo Pinilla, puesto que el proceso terminará seguramente con el cese como militante del Partido Popular.

Según explicó ayer el propio presidente del PP palentino, Carlos Fernández Carriedo, «ha sido el propio Mateo Pinilla quien se ha autoexpulsado del partido, porque un cargo electo está obligado a mantener una disciplina y él la ha roto», señaló.

Anteponer la visión personal

Carriedo indicó que la decisión del concejal de abandonar el pleno para no votar favorablemente la propuesta defendida por sus compañeros supone una vulneración de los estatutos del Partido Popular, puesto que lo ha hecho de forma consciente y ha expresado públicamente que era una decisión meditada. «Ha incurrido en causa de baja automática de la militancia. Porque además ha justificado su actuación de forma pública. No puede decir que es un error o una equivocación», señaló Carriedo.

El presidente del PP ha explicado que se le ha abierto un expediente de expulsión, aunque el concejal todavía tiene la posibilidad de presentar alegaciones en su defensa, si lo considera oportuno. «Pero me temo que no va a tener muchas posibilidades de defenderse, puesto que ha sido él quien públicamente ha antepuesto su visión a la del grupo», indicó Carriedo. El presidente del PP añadió que un cargo electo de un partido no puede, de ningún modo, expresar públicamente que la posición adecuada es la de otros grupos en lugar de la suya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos