Las barbacoas, sólo en sitios cerrados, con techo y chimenea y en zonas autorizadas

C. B. E.SEGOVIA.
Un hombre vigila una parrillada en El Bardal de Prádena. ::
                             ANTONIO TANARRO/
Un hombre vigila una parrillada en El Bardal de Prádena. :: ANTONIO TANARRO

La Orden de la Junta regula la prohibición del empleo de asadores, barbacoas, hornillos y cualquier otro elemento que pueda causar fuego durante la época de elevado peligro de incendios forestales. Pero también contempla excepciones, como cuando se sitúen dentro de edificaciones cerradas por los cuatro costados, con techo y chimenea dotada de matachispas. Asimismo cuentan con la autorización pertinente estas prácticas, con carácter excepcional y previa petición de la entidad propietaria, si se usan las barbacoas de obra instaladas en zonas recreativas o de acampada habilitadas y permitidas por las administraciones públicas.

Los ciudadanos habrán de disponer de un perímetro sin combustible de más de tres metros, permanecer vigilantes junto al fuego mientras esté encendido, procediendo a apagarlo rápidamente si el viento provoca situaciones de riesgo. Otras prohibiciones fijadas por la normativa regional vetan la quema de hojas, papel o combustible fino, cuyas pavesas puedan ser transportadas por la columna de humo. También está restringida la acumulación de grandes cantidades de combustible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos