La multitud, con la patrona

Los asistentes a la procesión abarrotan las calles de Bernardos

S. H. R.BERNARDOS.
El grupo de paloteo dedica una danza a la patrona, a su llegada al fin del itinerario. ::
                             A. TANARRO/
El grupo de paloteo dedica una danza a la patrona, a su llegada al fin del itinerario. :: A. TANARRO

Las calles de la localidad bernardina por las que transcurrió la primera parte de la romería de la Virgen del Castillo fueron digiriendo paulatinamente el gran volumen de personas que transitó por ellas, en su camino hacia la ermita.

Los puntos de mayor concentración de personas coincidieron con la salida de la imagen de la patrona de Bernardos en andas de la iglesia parroquial de la localidad, su llegada a la Plaza Mayor, así como su paso por el último de los arcos florales, situado en la calle Castillo, donde concluía el trazado que atravesó el pueblo.

A partir de ahí, la parte campestre del recorrido propició que la gran masa de público se expandiera más. Hubo quien prefirió llegar a la ermita antes que al comitiva, para asegurarse un buen lugar donde contemplar la llegada de la procesión. Numerosas personas avanzaron junto a la carroza de la imagen y también hubo quien decidió tomárselo con más calma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos