Un géiser en el Pisuerga completará la nueva plaza de Usos Múltiples

Las obras arrancan el 7 de junio y se prolongarán durante diez meses

J. ASUAVALLADOLID.
Recreación de la nueva plaza y del puente desde la margen izquierda del Pisuerga. ::                             EL NORTE/
Recreación de la nueva plaza y del puente desde la margen izquierda del Pisuerga. :: EL NORTE

Se iba a llamar del Centenario, llegó a denominarse de la Luz y el Agua y ayer fue presentada como la plaza del Milenio, pero el alcalde ya advierte de que aún no hay nombre definitivo. Lo que sí quiso dejar claro León de la Riva es que siente «especialmente orgulloso» de este proyecto en la explanada de Usos Múltiples, cuyo «ideólogo», señaló, es el concejal Fernando Rubio. El Ayuntamiento y la empresa Sacyr hicieron ayer una presentación a todo trapo -vídeo, maqueta animada a través de un proyector, grandes paneles, página web, arquitectos y paisajistas- para anunciar que el próximo 7 de junio comienzan las obras de este «hito urbanístico». «El Moma y The New York Times están pendientes de este proyecto con el que Valladolid entra en la red de 'green cities' (ciudades verdes)», aseguró Enric Ruiz Geli, diseñador de la carpa de la Sed, quien se autodefinió como «un gurú de la sostenibilidad».

El Consistorio invertirá 10,8 millones de euros en la urbanización, a los que habrá que sumar otra partida de 3,7, que costeará la adjudicataria, para excavar un aparcamiento de dos plantas y 402 plazas, la mitad de carácter disuasorio. «Lo queremos hacer ahora, en época de crisis, cuando la inversión privada es más reacia; en esta obra trabajarán 225 personas», justificó el primer edil por iniciativa propia.

La intervención en esta hectárea de terreno se prolongará durante diez meses y estará lista antes de las próximas elecciones municipales. «Llevamos trabajando en esto dos años», aclaró el regidor ante las que calificó como «sonrisas maliciosas» de algunos de los presentes en el acto.

Entre las novedades que se pudieron conocer en la «extraordinaria» presentación -catorce personas entre equipo de gobierno y empresa rodearon la maqueta- destaca la instalación de una especie de géiser en el cauce del río Pisuerga frente a este espacio, que lanzará un chorro de agua a quince metros de altura y realzará la nueva imagen de la zona, que se extiende hasta el Pisuerga, en cuyas riberas se habilitarán tres miradores que volarán sobre el cauce, uno de ellos en la orilla opuesta. Este punto ecológico, con conexión wifi, será pionero en dar servicio al coche eléctrico con enchufes de recarga de baterías y también contará con una marquesina para préstamo de bicicletas.

Un subterráneo diferente

Las infografías aportadas ayer muestran un aspecto atractivo de este espacio, principalmente por la caída de este parque hacia el río, que dejará la calle Antonio Lorenzo Hurtado, en este tramo, reservada para el tráfico de emergencia. La explanada tendrá un espejo de chorros de agua en superficie, mobiliario urbano «de diseño exclusivo» y una edificación del aparcamiento «diferente». Así, las paredes de este subterráneo no serán las clásicas de hormigón, sino que simularán, por ejemplo, un bosque. «Queremos que la gente que deje su coche se vaya haciendo a la idea de lo que se va a encontrar en superficie», señalaron los responsables de la obra. De esta manera el aparcamiento contará con luz natural a través de lucernarios y la vegetación invadirá las escaleras de acceso.

Todo el entorno se alimentará con la energía limpia que se generará en el puente de Isabel La Católica. El paso sobre el Pisuerga se remodela con una ampliación de las aceras a través de unas pestañas forradas en madera. Se colocan diez postes de aerogeneración de diseño moderno, mientras que las barandillas actuarán de placas solares. Todos estos detalles de tipo técnico se pueden consultar en www.plazadelmilenio.es. Respecto a la carpa adquirida en la Expo de Zaragoza, cuyo envoltorio podrá cambiar de colores dependiendo del acto, el Ayuntamiento dejará la gestión en manos privadas, aunque se reservará el espacio para la celebración de eventos. Este contenedor, con capacidad para dos mil personas, tendrá cafetería con terraza. En el proyecto participan Sacyr, junto con los estudios de arquitectura DAD, Les Petits Francaises, EXP y Cloud 9.

Fotos

Vídeos