El espíritu libre del arte de Luis Moro revolotea en Michoacán

C. B. E.SEGOVIA.
Moro trabaja en una de las obras dedicadas a la mariposa. ::
                             EL NORTE/
Moro trabaja en una de las obras dedicadas a la mariposa. :: EL NORTE

'Papaloapán' es el nombre nativo y espiritual de la nueva aventura artística en la que se ha embarcado Luis Moro, una de las mentes creativas más internacionales, comprometidas e inquietas de las que puede presumir Segovia, tanto en el aspecto social como en lo que se refiere a la expresión plástica. Su obra, siempre cargada de una gran simbología, triunfa desde hace varios meses en México, donde ha expuesto sus 'Paraísos elementales' con éxito. Ese cosmos de insectos alados que ya han disfrutado en Corea, Bélgica, Francia y, por supuesto, en España, ha estado viajando por distintas ciudades del país norteamericano que además son Patrimonio de la Humanidad. Una de esas escalas ha sido Morelia, capital del estado de Michoacán, donde el segoviano se ha inspirado para su última colección.

Allí ha regresado con una nueva incursión en el mundo de los insectos. En concreto, Luis Moro despliega su 'Papaloapán' en la planta baja del Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ), uno de los más prestigiosos del universo artístico iberoamericano. Allí expone una serie de 28 óleos, dibujos y una instalación a la que también han contribuido los estudiantes de Artes Plásticas y Diseño Gráfico de diferentes instituciones educativas de Morelia.

'Papaloapán' tiene una protagonista única: la mariposa monarca, que además es el símbolo del estado de Michoacán. Pero más allá de la referencia nativa, Moro usa a este lepidóptero como metáfora de la libertad de espíritu; del cruce de las fronteras; de la migración, tan presente en México; de la resistencia , y de la energía inagotable de la naturaleza. Tal y como se creía desde la época prehispánica, las mariposas representan la transformación de los seres vivos. Estos insectos estaban asociados, además, al retorno del espíritu de los muertos, y la mariposa monarca simboliza, precisamente, esa invocación.

Lleno de símbolos

Entre la pluralidad de significados que encierra 'Papaloapán', que permanecerá abierta hasta el 9 de mayo, Luis Moro destaca la llamada de atención que su trabajo hace a la conciencia de los hombres para que se den cuenta de la importancia que tiene la protección y preservación del medio ambiente. En el caso concreto de la muestra sobre esta mariposa, el segoviano hace todo un alegato en defensa de la Reserva de la Biosfera de la Monarca, ingresada a la Lista del Patrimonio de la Humanidad a mediados del año 2008.

El pintor representa en sus lienzos e instalaciones de diferente formato al lepidóptero ya en sus fases de metamorfosis, con las alas extendidas, vistas de perfil o dispuestas a agruparse con sus compañeras para soportar las inclemencias del invierno. La colección se convierte en una reflexión sobre la fragilidad de esta especie y sobre la degradación y alteración de sus rutas y santuarios por culpa de la acción sobreexplotadora del hombre. En ese contraste, Moro pinta de gris los árboles, como señales de muerte, y despliega su riqueza cromática a la hora de presentar a la mariposa monarca.