La pendiente hacia el Alto de Mostelares La entrada en Palencia por Itero de la Vega

Hay que coger aliento para el primer tramo del Camino a la salida de Castrojeriz. Toca subir el alto de Mostelares, una inclinada pendiente pero que tiene premio. Desde arriba se divisa una fantástica vista del último pueblo de Burgos. En la cima, varios peregrinos han aprovechado para crear mensajes con piedras. Se pueden leer declaraciones de amor y un 'Muchas gracias, querido Dios' en alemán. En la pronunciada bajada hay una lápida de homenaje a un peregrino malagueño que murió aquí, mientras hacía el Camino. Más adelante la ruta jacobea se bifurca. Si se sigue la opción de la izquierda nos llevará hasta Itero del Castillo, en la provincia de Burgos. El Camino verdadero sigue por la derecha en dirección a Puente Fitero, el vado medieval de siete arcos construido en el reinado de Alfonso VI y que sirve para salvar el Pisuerga y unir las provincias de Burgos y Palencia (aunque antes fue el límite de los reinos de Castilla y León). Éste es uno de los puentes más largos que atravesará el peregrino en su camino hacia Santiago.

Un hito al otro lado del puente indica al peregrino que acaba de ingresar en la provincia de Palencia, donde el románico abraza el Camino en todo su esplendor.

Fotos

Vídeos