Más de la mitad de apps ponen en peligro la privacidad de los más pequeños

Menores con teléfono./Archivo
Menores con teléfono. / Archivo

Recogen y comparten con terceros los datos personales de niños menores de 13 años sin el permiso de los padres

INNOVA+Madrid

La llegada del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que será de obligatorio cumplimiento en toda la Unión Europea el próximo 15 de mayo, está elevando la edad mínima para usar las aplicaciones a los 16 años.

La preocupación por la protección de los datos y de los más pequeños va en aumento, pero aún así el peligro se mantiene en la red y en las tiendas virtuales de Apple y Android. Así lo demuestra un estudio de investigadores estadounidenses, canadienses y españoles.

La investigación sobre 5.855 aplicaciones ha descubierto que casi seis de cada diez apps investigadas podría estar violando la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA) que está en vigor en EE UU.

Los investigadores encontraron que el 28% de estas aplicaciones accedieron a datos confidenciales protegidos por permisos de Android y que el 73% de las aplicaciones probadas transmitieron datos confidenciales a través de internet.

Entre las aplicaciones analizadas, 4.8% presentaron «violaciones claras cuando las aplicaciones compartían información de ubicación o contacto sin consentimiento», 40% compartieron información personal sin aplicar medidas de seguridad razonables, 18% compartieron con servicios o socios empresariales identificadores persistentes (como el IMEI del móvil) para fines prohibidos.

Las aplicaciones que utilizan el llamado software tracking estarían infringiendo no solo los términos legales de dichos servicios sino los derechos de los menores que claramente sus padres desconocen. Entre los analizados estarían: ¿dónde está mi agua? de Disney; Minion Rush de Gameloft; Duolingo, para aprender idiomas, etc.

Cada una de las apps estudiadas fue instalada, de media, más de 750.000 veces, lo que significa que pueden estar siendo potencialmente utilizadas en millones de dispositivos a escala global. De hecho, multitud de las aplicaciones y juegos infantiles más populares disponibles, en su mayoría gratuitamente, en la tienda Google Play, hacen un seguimiento o tracking potencialmente ilegal del uso que realizan los niños.

 

Fotos

Vídeos