Del laboratorio al mercado

Indilab./
Indilab.

Crecen las empresas creadas a partir de proyectos de investigación universitarios. Castilla y León posee ya 70 'spin-off' que dependen de sus universidades públicas

J. A. PARDAL

Todos los que aparecen en este reportaje coinciden en recurrir a un concepto para explicar sus trabajos: transferencia del conocimiento. Las instituciones universitarias lo generan, las empresas que surgen de ellas lo desarrollan y explotan y, finalmente, la sociedad es la que se beneficia de estas relaciones de simbiosis, gracias, entre otros aspectos, a «los puestos de trabajo que generan, los impuestos que pagan y los productos novedosos e innovadores que desarrollan», como asegura Celedonio Álvarez, director del Parque Científico Universidad de Valladolid.

Esta es la descripción de las 'spin-off' universitarias, las empresas que surgen de los grupos de investigación de la universidad. Pese a que este término podría hacer pensar en el lejano Silicon Valley, lo cierto es que entre las fronteras de la comunidad autónoma no son pocas las iniciativas de este tipo que han surgido en los últimos años. Entre las cuatro universidades públicas de Castilla y León -Valladolid, Salamanca, Burgos y León- suman 70 empresas de este tipo constituidas, todas ellas, en poco más de diez años. Salamanca se lleva desde luego la palma en cuanto a cantidad se refiere con 52 empresas creadas y desarrolladas, en buena parte, en su Parque Científico, según datos del Servicio de Inserción Profesional, Prácticas y Empleo de la institución.

Puede seguir leyendo en e-volución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos