Soria

La Guardia Civil de Soria desarticula un grupo criminal que había cometido una treintena de robos

La Guardia Civil de Soria desarticula un grupo criminal que había cometido una treintena de robos

Estaba formado por cinco personas que operaba en pequeñas localidades de Soria, Teruel, Zaragoza y Navarra

Isabel G. Villarroel
ISABEL G. VILLARROEL

Agentes de la Guardia Civil de Soria han conseguido desarticular, en el marco de la denominada Operación Tónica, un grupo criminal formado por cinco personas que operaban según las investigaciones realizadas hasta el momento en las provincias de Soria, Navarra, Teruel y Zaragoza y al que se atribuye al menos la comisión de 29 delitos contra el patrimonio. También se les acusa de tenencia ilícita de armas puesto que se les ha encontrado una escopeta, armas de aire comprimido y armas blancas. Igualmente se les imputa el delito de pertenencia a un grupo criminal.

De momento, y a la espera de que se investigue la procedencia de todos los objetos recuperados en los registros realizados, podrían ser los autores de 29 delitos contra el patrimonio perpetrados generalmente en viviendas, aunque también naves y establecimientos, de localidades de las provincias de Soria, Teruel, Zaragoza y Navarra.  

Se han esclarecido, de momento, robos en Cascante y Ablitas (Navarra), Obón (Teruel), Novallas, Bulbuente y Torrehermosa (Zaragoza) y en las localidades sorianas de Bocigas de Perales, Noviales, Zayas de Torres, Ólvega, Matalebreras y Muro. Estos robos fueron cometidos entre noviembre de 2017 y el presente mes de mayo de 2018. En total, son 18 en Soria y 11 en el resto de provincias.

En todos los casos, el modus operandi utilizado para la comisión de los robos fue similar: fractura del bombín de la puerta o de alguna ventana de viviendas, naves o establecimientos comerciales y acopio de todos los efectos que consideraban de algún valor sin importar demasiado su naturaleza. Lo relevante era que pudieran tener una venta rápida.

En algunos casos, llegaron a sustraer vehículos que se encontraron en las naves para cargar los efectos sustraídos hasta el propio vehículo en el que viajaban los delincuentes y que estacionaban cerca del núcleo de población elegido.

Las localidades en las que actuaba este grupo criminal tenían el denominador común de ser zonas de escasa población y a las que se accede por vías secundarias poco o nada transitadas, sobre todo, como es el caso, por la noche que es cuando cometían los robos.

Entre los objetos recuperados y presuntamente procedentes de los robos en segundas viviendas había cinco televisiones planas de grandes dimensiones, ordenadores portátiles y videoconsolas de última generación. También dos motocicletas y dos bicicletas, un generador, varios teléfonos móviles e instrumentos musicales. Buena muestra de que los efectos de los que hacían acopio como botines de sus robos eran de lo más variado, se han recuperado también una tabla de snowboard,  un dron, joyas y cuberterías de plata, una máquina para cortar azulejos, otra para pelar almendras, un martillo percutor, un taladro, una radial, un hacha o figuras de decoración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos