Dejan velas encedidas en la ermita del Cañón del Río Lobos durante la pasada noche de San Juan

ERmita de San Bartolomé, en el Cañón del Río Lobos. /El Correo
ERmita de San Bartolomé, en el Cañón del Río Lobos. / El Correo

El Obispado del Burgo de Osma ha denunciado estos hechos que «rozan el vandalismo»

El Norte
EL NORTESoria

Los párrocos de Ucero, de quien depende la ermita de San Bartolomé, ubicada en el Cañón del Río Lobos, denunciaron «actos que rozan el vandalismo» la pasada noche de San Juan, cuando unos desconocidos llenaron de velas la recién restaurada portada del templo, lo que dejó como resultado el derramamiento de cera sobre las columnas y sus basas, así como su ensuciamiento por el humo de las velas.

Los párrocos recordaron la inversión de casi 115.000 euros acometida en la ermita, de los que 10.000 fueron destinados a la restauración de la portada, lo que no ha evitado «este deleznable acto que no respeta nuestro patrimonio», trasladaron a través de un comunicado.

Fue precisamente la prevención de actos como este «u otros peores», después de que «desaprensivos» se llevaron trozos de las columnas o de los capiteles de la portada, lo que llevó a pedir a la Junta permiso para la adopción de medidas de seguridad para proteger «esta joya arquitectónica».

Temas

Ucero