Soria

Casado aboga en Soria por llevar la fibra óptica al cien por cien de los pueblos para combatir la despoblación

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado clausura un acto con afiliados y simpatizantes del Partido Popular de Soria. /JULIÁN GARCÍA
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado clausura un acto con afiliados y simpatizantes del Partido Popular de Soria. / JULIÁN GARCÍA

También promete una fiscalidad especial para las zonas que sufren problemas demográficos si llega a la Moncloa

ISABEL G. VILLARROELSoria

Pablo Casado comenzó  su intervención en Soria con un reconocimiento a Emiliano Revilla, el empresario olvegueño que estuvo secuestrado por ETA en el año 1988 durante 249 días, concejal del municipio de Ólvega en la actualidad, «símbolo de lucha y valentía sin rencor», y de que le sirvió al presidente del PP nacional para insistir en que «el Partido Popular no negoció ninguna cesión con los terroristas en su momento pese a los secuestrados, asesinados y víctimas de ETA, por lo que tampoco ahora los independentistas van a obtener ninguna cesión del PP cuando llegue a la Moncloa porque estoy convencido de que vamos a ganar las elecciones y vamos a conseguir que Sánchez se vaya de la Moncloa». 

Agradeció a Jesús Posada y Juan José Lucas «todo lo que han hecho por Castilla y León. Dos referencias». E hizo un compromiso con Soria y con toda la Comunidad que se refiere a la despoblación y que es la de «reactivar planes que había aprobado el gobierno de Rajoy que paralizó Sánchez como el 'Plan 100 por 300', cien por cien de los pueblos y 300 megas de fibra óptica. Se creerán negocios, empleos, no habrá que irse a las capitales a montar un comercio, desde Soria se puede plantear una empresa de comercio online de agroalimentación por ejemplo». Asumió la necesidad de bajar impuestos en las zonas despobladas así como mejorar el ferrocarril, o facilitar los procesos administrativos. 

Se refirió también el palentino a las encuestas que, dice, «en Castilla y León muestran la confianza a Fernández Mañueco y al mantenimiento de instituciones tan necesarias en territorios como Castilla y León que son las diputaciones» que deben estar bien gestionadas y organizadas para evitar duplicidad de competencias, «como lo ha hecho la política con mayúsculas que ha practicado el PP desde hace 40 años». 

El presidente regional Alfonso Fernández Mañueco le pidió a su líder nacional «que se dé cuenta de las dificultadas de su tierra Castilla y León, una tierra que sufre despoblación, especialmente Soria, la dispersión y la falta de inversión pero que sus servicios sociales, educación y sanidad son de calidad y conforman la locomotora de España que es Castilla y León». 

Casado se subió atril en una sala completamente abarrotada del céntrico hotel Alfonso VIII de Soria, con la presencia de los alcaldes del PP en la provincia de Soria de los que se dudaba que fueran a repetir en las próximas elecciones municipales por sus discrepancias con la anterior presidenta María del Mar Angulo pero que con su presencia en el acto cierran heridas en el PP soriano que presiden ahora Yolanda de Gregorio «y que será un difícil rival para Carlos Martínez en el ayuntamiento de Soria» como afirmó el palentino.