Soria

Absuelto un masajista de Soria de un delito de abusos sexuales sobre una menor

Palacio de Justicia de Soria./JULIÁN GARCÍA
Palacio de Justicia de Soria. / JULIÁN GARCÍA

Las pruebas físicas y psicológicas acreditan que la niña tenía animadversión a la pareja de su madre

ISABEL G. VILLARROELSoria

La Audiencia Provincial de Soria ha absuelto a un hombre acusado de abusar sexualmente de una menor, hija de su pareja sentimental, con la que convivía en un municipio de la provincia en 2017. Trabajaba en ese momento como masajista en un balneario de la comarca de El Burgo de Osma.

El Tribunal considera que los hechos denunciados por la niña no han quedado acreditados. Destacan las contradicciones tanto en la declaración de la menor como en las declaraciones de otros testigos como su hermana o sus padres. «No consta acreditado que el denunciado se hubiera lanzado en ninguna ocasión sobre ella, la hubiera agarrado del brazo para llevarla a una habitación, o se hubiera tumbado en la cama con la misma. Ni que se hubiera exhibido desnudo o en ropa interior delante de la misma, ni la hubiera introducido ningún dedo en las proximidades de su zona vaginal o anal», insiste el fallo.

Para dictar la sentencia absolutoria, la Sala se ha basado en los informes del equipo de psicólogos, que apreciaron una animadversión de la joven hacia la nueva pareja de la madre. Según se desprende del fallo, la menor acusó al hombre de que la había forzado en el momento en el que se la pidió explicaciones por el su mal rendimiento escolar. La menor había suspendido siete asignaturas en la primera evaluación trimestral del curso 2017-2018; el año anterior su rendimiento escolar también había sido muy bajo, aunque mejoró en el trascurso de los meses, tanto es así que pasó al curso siguiente con una asignatura suspendida.

«Cuando al ser preguntada en una encuesta personal del Instituto por las razones de su bajo rendimiento escolar, manifestó entre los motivos de dicho bajo rendimiento, el haber sufrido abusos sexuales y pidió que el Instituto lo pusiera en conocimiento del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil, en orden a esclarecer lo sucedido». El fiscal pedía para él seis años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales.

Los padres de la menor se encuentran separados desde el año 2015, tenían la custodia compartida de sus hijas, de manera que las niñas permanecían, cada semana, con cada uno de sus progenitores, si bien, de mutuo acuerdo, fijaron que fueran las niñas las que determinaran con quién querían estar en cada momento.

El absuelto conocía a la madre desde hacía diez años y paso a vivir con ella y sus dos hijas en octubre de 2017. Prestaba servicios laborales por cuenta ajena en un establecimiento dedicado a balneario. Llevó a cabo dos masajes a la niña. El primero, en presencia de la madre. El segundo, cuando se encontraban solos. La niña se encontraba vestida tal y como indica la sentencia. Ambos se practicaron por encima de la ropa, sobre los hombros, con el consentimiento de ésta, con la intención de relajar la tensión existente en las cervicales.