La alcaldesa de Aranda visita la central de biomasa de Soria, que abastece a 5.000 personas

Los ediles y la alcaldesa de Aranda escuchan las explicaciones de los responsables de la central/
Los ediles y la alcaldesa de Aranda escuchan las explicaciones de los responsables de la central

El ayuntamiento burgalés piensa en aplicar el proyecto en el municipio

ISABEL G. VILLARROEL

La alcaldesa de Aranda de Duero (Burgos), Raquel González, visitó este jueves la central térmica de biomasa que empresa soriana de servicios energéticos Rebi ha construido en Soria en el proyecto de la Red de Calor que abastece de energía térmica ya a más de 5.000 sorianos y una veintena de edificios públicos en su primera fase. El motivo de la visita de la primera edil, que fue acompañada por parte del resto de la corporación municipal, es conocer de primera mano y en el lugar un proyecto que se va a extrapolar a la villa arandina próximamente. La Red que se proyecta en Aranda será ejecutada por Rebi, y tendrá las mismas características que las otras dos que tiene ya en funcionamiento; la Red de Calor de Valladolid que une a una veintena de edificios de la Universidad, y la Red de Calor de la localidad soriana de Ólvega que lleva en marcha tres años.

La iniciativa se enmarca en la apuesta que está haciendo la Junta de Castilla y León por impulsar sistemas limpios de calor con una inversión de ocho millones de euros hasta 2020. Se creará una decena de puestos de trabajo directos, nació de la necesidad que puso sobre la mesa la alcaldesa de hacer de Aranda de Duero un municipio energéticamente eficiente, y de la posibilidad por parte de Rebi de encontrar el cliente tipo de la Red y la demanda adecuada. Bajo esta premisa se ha buscado la colaboración de la constructora Peache y de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl).

La pretensión del proyecto es extender la red de calefacción centralizada a lo largo de todo el Centro Cívico de Aranda e incluso llegar al Polígono Residencial y otras zonas pobladas como el Barrio La Estación.

Aunque todavía no está completamente cerrado, la central térmica podría construirse en el extremo noreste del Sector Centro Cívico, en terrenos de titularidad municipal, una parcela de 3.400 metros cuadrados próxima a la estación de autobuses, comprendida entre las vías del ferrocarril, la calle de nueva apertura Isabel I de Castilla y la antigua carretera de Valladolid.