Tudanca elogia a Villarrubia, pero recuerda que su pasado en el PSOE está lleno de problemas

El alcalde de Soria, Carlos Martínez junto a Luis Tudanca. /
El alcalde de Soria, Carlos Martínez junto a Luis Tudanca.

El candidato a liderar a los socialistas en Castilla y León espera la confianza de los militantes porque «de lo contrario, la bicefalia habrá sido un fracaso»

ISABEL G. VILLARROEL

A tierra hostil vino el candidato a liderar el PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, después de haber recibido en Soria el menor número de apoyos de toda la Comunidad; 42 de 299 afiliados, frente al apoyo de los 152 avalistas que se lo han dado a Julio Villarrubia. Tudanca contó desde el inicio con el apoyo incondicional de Carlos Martínez Mínguez, alcalde de la capital y secretario provincial del partido en Soria. Apoyo que nunca ha querido hacer público el soriano pero que sí se lo ha demostrado en privado al burgalés. «Yo quiero aprender de Carlos Martínez porque él es un ejemplo de socialismo en esta Comunidad con la gestión que está haciendo en el ayuntamiento. Él tendrá el papel que quiera tener en Valladolid pero siempre me ha dicho que él se debe a los vecinos de Soria en primer lugar, lo tiene muy claro y yo me lo creo, pero claramente es una pieza clave para el presente y el futuro de este proyecto autonómico del partido socialista».

Respecto al número de avales, Tudanca se mostró «más que orgulloso del 60 por ciento de los militantes que han dado su apoyo a alguna de nuestras dos candidaturas, y esto no ha hecho más que empezar, ahora toca seguir explicando el programa por todos los pueblos, por todas las ciudades, hasta el 4 de octubre». El aspirante de Burgos insistió en que «el partido está más vivo ahora que nunca, está más activo que nunca y con muchas ganas de recuperar la unidad y la fuerza». Tanto es así que habló de «integrar a Villarrubia si gana, porque Julio Villarrubia ha aportado mucho al proyecto socialista en toda España y también en Castilla y León en los últimos 30 años, pese a que ha sido protagonista de un pasado en un partido con problemas».

Tras lo que pase el 4 de octubre, «solo presentaré mi candidatura a la presidencia de la Junta de Castilla y León si los militantes me dan la confianza, de lo contrario la bicefalia habrá sido un fracaso». Promete Tudanca un cambio radical en el gobierno de Castilla y León haciendo hincapié en buscar soluciones contra la despoblación, la falta de industrialización y los recortes en servicios públicos «que son problemas comunes que afectan a las nueve provincias».

Finalmente el aspirante socialista puntualizó que «ya solo este proceso que está atravesando la formación es una lección democrática del que deberían tomar ejemplo otros partidos, podemos pensar diferente y ser compañeros al mismo tiempo ofreciendo una cara plural a la vez que de unidad».

 

Fotos

Vídeos