Detenido el presunto autor de una docena de robos cometidos en las últimas semanas en Soria

Forzaba las entradas sobre todo de locales comerciales y se apoderaba del dinero y otros útiles

EL NORTESoria

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Soria procedieron ayer a la detención de un hombre identificado como F.V.J., de 45 años, como presunto autor de una docena de hechos delictivos cometidos en la capital, generalmente en locales comerciales, que se cometieron durante las últimas semanas.

El pasado fin de semana se denunció en la Comisaría un robo con fuerza ocurrido en un establecimiento ubicado en la Plaza Odón Alonso. El autor, tras forzar un panel de la puerta de entrada, se apoderó de 80 euros. Además produjo daños en un establecimiento de las proximidades, sin llegar a acceder al mismo. La investigación realizada por la Policía y el informe de Policía Científica pudo determinar que el detenido es el presunto autor de estos hechos, según informa la agencia Ical.

La Subdelegación del Gobierno informó que sería también el autor del intento de entrar en siete establecimientos comerciales en los que forzó las cerraduras aunque, en muchos casos, no consiguió el objetivo de acceder al interior. Esta misma persona había sido detenida el pasado 29 de junio por agentes de la Policía Local de Soria, en colaboración con funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

En ese caso, arrancó una verja que protege una de las ventanas de un centro educativo con una barra de hierro y, tras forzar esa ventana, accedió al interior. Al parecer, el detenido entró en varios despachos del centro que aparecieron revueltos y sustrajo el dinero que había en unos sobres y varios papeles del colegio.

Cuando dicha persona salió del centro fue detenido por los agentes municipales que lo condujeron a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, donder se hicieron cargo del resto de los trámites policiales.

Al presunto autor de los robos se le intervinieron en ese momento 391 euros, una linterna, una barra metálica, un destornillador y unas tijeras, útiles estos con los que forzó la verja y la ventana del centro educativo, así como varios documentos donde aparece estampado el sello del colegio.