Zona gamer: Tiembla, Fortnite

El estudio Respawn Entertainment ha sorprendido a toda la comunidad de jugadores con su propio battle royale, 'Apex Legends',un videojuego que en apenas una semana ya le come terreneo al líder del mercado

Zona gamer: Tiembla, Fortnite
EDUARDO M. ESPALLARGASValladolid

Cuando algo es muy obvio, es normal preguntarse cómo no se nos ha ocurrido antes. Lo mismo se estarán preguntando muchos desarrolladores ante el vertiginoso éxito de 'Apex Legends', un videojuego perteneciente al popular género battle royale que se lanzó al mercado por sorpresa y ya se atreve a mirar de tú a tú al líder del mercado, 'Fortnite'. La clave, además del enorme talento de sus responsables, el estudio Respawn Entertainment, es la suma de buenos decisiones que han contribuido a que su lanzamiento sea todo un éxito. Así, con su propia personalidad pero sin revolucionar la fórmula, 'Apex Legends' ha alcanzado la sorprendente cifra de 25 millones de jugadores en activo en poco más de una semana a la venta, y lidera desde entonces los rankings de visualizaciones de las principales plataformas de streaming, tales como Twitch.

Información

Título:
'Apex Legends'
Plataforma:
Xbox One, PS4, PC
Precio:
Gratuito
Edad:
+16

Respawn Entertainment es un estudio estadounidense con sede en California que se formó en 2010. Sus fundadores son dos veteranos de la industria, Jason West y Vince Zampella, conocidos principalmente por ser los principales artífices de la serie 'Call of Duty' cuando aún militaban en su anterior estudio, 'Infinity Ward'. Su salida fue muy controvertida, ya que fueron despedidos por la editora Activision, dueña del estudio, por un supuesto incumplimiento de contrato. Aquello trajo toda una retahíla de demandas y fue otra polémica más a añadir a la historia de Activision-Blizzard, de actualidad por haber despedido recientemente a 800 trabajadores tras haber anunciado resultados de récord en 2018 y haber agraciado a su nuevo CFO con un bonus de bienvenida de 15 millones de dólares.

El primer trabajo de Zampella y West, tras fundar Respawn, fue 'Titanfall', una saga de videojuegos muy querida entre los aficionados al género que mezclaba la acción frenética en primera persona con el pilotaje de gigantes robots de combate. La primera entrega vio la luz en 2014 y las buenas críticas obligaron a traer una secuela, 'Titanfall 2', que se lanzó en 2016, trayendo como novedad una campaña para un jugador que no incluía su predecesor, centrado en el multijugador. En noviembre de 2017, el estudio fue adquirido por Electronic Arts, otro gigante de la industria que despierta algunos recelos entre los aficionados por considerar que, al estilo de Activision, su política de empresa está demasiado enfocada en los resultados financieros y no tanto en el jugador, con decisiones polémicas que empañan las experiencias.

En cualquier caso, de Respawn siempre se espera un producto de calidad, y eran muchos los rumores que apuntaban a 'Titanfall 3'. La sorpresa ha sido mayúscula cuando los de West y Zampella anunciaron el pasado día 4 de febrero, por sorpresa y sin anuncio previo, que ya estaba disponible su último trabajo: 'Apex Legends', listo para ser jugado por los usuarios de Xbox One, PS4 y PC. Pese a que está ambientado en el universo de la serie 'Titanfall', lo cierto es que este nuevo videojuego tiene poco que ver. De hecho, se trata de la primera incursión del estudio en el terreno del género battle royale, muy lucrativo en estos últimos años. Se trata de esos juegos en los que un gran número de jugadores se enfrentan entre ellos en un mapa de tamaño considerable, pero solo puede quedar uno.

El nombre del género tiene su origen en la novela del autor japonés Koushun Takami publicada en 1999, y por poner un referente cinematográfico, un planteamiento parecido es el que propone la saga de 'Juegos del Hambre', también basada en una serie de libros de la escritora Suzanne Collins. En el terreno de los videojuegos, la primera propuesta popular fue 'PUBG', el cual fue destronado por 'Fortnite', actual rey del género, convertido ya en fenómeno social. A estos hay que sumarle, entre otras, las propuestas de otras marcas de renombre que han querido optar a parte del pastel, como el modo 'Blackout' del reciente 'Call of Duty Black Ops IIII' o la futura aportación dentro de la marca 'Battlefield', que aún no ha visto la luz pero ya ha sido anunciada. Nadie, sin embargo, ha conseguido toser a 'Fortnite', hasta ahora.

La buena acogida de 'Apex Legends' ha sido vertiginosa, y esto se debe a una serie de decisiones acertadas. La primera tiene que ver con la planificación del lanzamiento, y es que el hecho de que fuese sorpresa forma parte de una estrategia. Anunciar antes del lanzamiento que Respawn está trabajando en un battle royale podía provocar las iras de los aficionados, quienes considerarían que «la todopoderosa EA había obligado al estudio a trabajar en el género de moda». Por tanto, un anuncio anticipado a través de tráileres y demás elementos de una campaña de marketing al uso desataría el prejuicio de los fans. El hecho de ofrecer el juego directamente evita este paso previo, pues los usuarios solo pueden juzgar a partir de su propia experiencia con el título. Además, lo que se han ahorrado de campaña publicitaria lo han invertido sabiamente en toda una serie de 'influencers', jugadores muy conocidos que han puesto en boca de muchos las palabras 'Apex Legends'.

Por supuesto, un juego no puede triunfar solo por ser anunciado de golpe. Influye también el hecho de ser gratuito, y es que el juego se monetiza a través de una moneda virtual llamada Apex Coin, la cual puede ser adquirida a cambio de dinero real para comprar elementos estéticos que no afectan a la jugabilidad. Más allá de esto, lo que propone 'Apex Legends' merece, y mucho, la pena. Sin tratar de revolucionar el género, desde Respawn han estudiado con inteligencia lo que proponía la competencia directa y lo que pedían sus fans para conformar un conjunto sobresaliente. De esta forma, nos encontramos ante un título de disparos en primera persona, la gran especialidad del estudio de desarrollo. El juego invita hasta a un total de 60 jugadores a hacerse con la victoria en un mapa que también presenta novedades con respecto a sus rivales. Bautizado como el 'Cañón de los Reyes', este escenario pierde en horizontalidad para ganar terreno en el eje vertical, con la posibilidad de ganar altura y desplazarte a gran velocidad por las diferentes zonas gracias a una suerte de tirolinas que cruzan el mapeado.

En cuanto a los personajes que puede seleccionar el jugador, aquí también destaca 'Apex Legends', y sabe diferenciarse. En un primer vistazo, a muchos usuarios les recordará al videojuego de Blizzard 'Overwatch, ya que el título invita a seleccionar entre una serie de héroes, cada uno de ellos con sus propias habilidades especiales. Hay ocho disponibles de lanzamiento, que se dividen en función de su estilo de combate entre Defensivos, Ofensivos, de Reconocimiento y Apoyo. La elección no es baladí, ya que 'Apex Legends' se juega siempre en equipos de tres usuarios, por lo que una combinación inteligente de héroes tendrá un gran peso en la éxito o fracaso del grupo. También es muy novedoso y acertado el sencillo sistema de comunicación que propone entre los miembros de una misma escuadra, ideal para aquellos temerosos de conectar el micrófono. Conscientes de que los usuarios no siempre jugarán con amigos, 'Apex Legends' lleva incorporado un sistema de señalización de puntos de interés, elementos del mapa y objetivos que reduce a un nivel instintivo la coordinación entre miembros del equipo. Un gran acierto para un videojuego que apuesta tanto por esa competición cooperativa.

Cabe destacar también el enorme sentido de la estrategia que esconde cada elemento del juego, desde los personajes a elegir hasta los accesorios, armas u objetos de curación. A ello hay que sumarle otros aspectos tales como el control del mapa y de sus diferentes espacios así como elementos propios como la denominada 'zona especial', donde se encuentra el mejor equipamiento al iniciar la partida. Asimismo, cabe mencionar que el clásico círculo que va reduciendo la zona jugable (propio de todos los battle royale con el fin de concentrar los combates en el menor espacio posible para forzar la victoria de alguien) es más rápido aquí que en otros títulos del estilo. En este sentido, el dinamismo que rezuma 'Apex Legends' es digno de elogio, y supone un soplo de aire fresco para el género. También, dicho sea de paso, un toque de atención para Epic Games, responsables de 'Fortnite', quienes actuaron con avidez tras el lanzamiento del juego de Respawn. Lo hicieron a nivel de posicionamiento web, y es que durante la primera semana de disponibilidad de 'Apex Legends', si alguien tecleaba en Google el título, el primer resultado era la web del juego de Epic. Parece ser que estos se han dado cuenta de que se trata de un contrincante a tener muy en cuenta. 'Apex Legends', desde luego, ha llegado para quedarse.