Sanidad retira un centenar de fármacos para la hipertensión por una posible contaminación

La ministra de Sanidad Carmen Montón. /EFE
La ministra de Sanidad Carmen Montón. / EFE

El ministerio también alerta de que no se interrumpan los tratamientos

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ordenó ayer la retirada de más de centenar de medicamentos destinados a tratar la hipertensión arterial tras detectarse N-Nitrosodimetilamina, una posible impureza carcinogénica, en el principio activo valsartán fabricado por Zhejing Huahai Pharmaceutical Co., en China.

Según el departamento dependiente del Ministerio de Sanidad, esta impureza se ha generado por un cambio en el proceso de fabricación del valsartán, un compuesto autorizado por la Dirección Europea de la Calidad de los Medicamentos del Consejo de Europa. Esta alerta afecta a múltiples países a nivel europeo y mundial.

Las autoridades europeas encargadas de la supervisión y vigilancia de los medicamentos -la Agencia Europea de Medicamentos y las agencias nacionales- están trabajando con Zhejiang Huahai Pharmaceutical Co. «para resolver esta situación tan rápido como sea posible, evaluando asimismo el posible riesgo asociado», explican fuentes de la AEMPS.

El valsartán es un principio activo antagonista del receptor de la angiotensinaII que se utiliza para tratar la hipertensión arterial. En la página web de la agencia pueden consultarse la lista de los productos afectados, unos medicamentos en los que el valsartán está disponible solo o en combinación con otros principios activos, que en España comercializan 17 laboratorios.

Recomendaciones

La Agencia Española de Medicamentos recomienda a los pacientes que actualmente toman un fármaco que contengan este principio activo «que no interrumpan el tratamiento y acudan a su médico para la sustitución del medicamento por otro con la misma composición que no esté afectado» por este defecto de calidad.

Asimismo, el organismo se dirige a los médicos para que procedan a revisar los tratamientos que tienen actualmente prescritos. En el caso de tener pacientes que tome alguna de las presentaciones que contengan la impureza «deberá ser sustituida por otro medicamento con la misma composición que no esté afectado».

La AEMPS también pide a los farmacéuticos que si algún paciente acude a su establecimiento con una prescripción de una de las presentaciones afectadas «le indiquen que no interrumpa el tratamiento y acuda al médico», para que le prescriba otros medicamentos no afectados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos