Una nueva alternativa al desaliento

Los pacientes de Epoc cuentan con un nuevo tratamiento, único en sus características, que mejora su calidad de vida

SALUD REVISTAmadrid

Su nombre, Epoc, no dirá nada a la mayoría de la población. Pero si se la presenta como la enfermedad que obstruye los pulmones hasta dejar sin aliento entre otras muchas consecuencias- a quienes la padecen, la mayoría de ellos, fumadores o exfumadores con dificultades para respirar, las circunstancias cambian.

A un día de la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco no está de más recordar que, de no existir éste, la incidencia del Epoc en la población de los países desarrollados sería casi anecdótica, inexistente. Sólo un 15% de los pacientes que actualmente tienen Epoc no han sido fumadores.

Actualmente, en España hay dos millones de personas que conviven con esta patología. Cada año, mueren por su causa 18.000. Y en su mayoría no son personas de avanzada edad: más de la mitad de los pacientes tiene menos de 65 años. Y si los datos parecen malos, las previsiones son peores. Según la valoración de la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, Separ, Pilar de Lucas, en España vamos a sufrir una verdadera epidemia de Epoc en los próximos años.

Esta realidad, estos datos, fueron puestos sobre la mesa ayer en Madrid durante el acto de presentación de un nuevo fármaco, único en su especie, que aporta mayor calidad de vida a los pacientes de Epoc.

Se trata de Ultibro Breezhaler, un broncodilatador dual de una sola dosis diaria para el tratamiento de mantenimiento de esta enfermedad desarrollado por los laboratorios Novartis. Esta medicina alivia los síntomas en cinco minutos tras la primera dosis y su efecto, traducido, es que los pacientes ver entrar más aire en sus pulmones durante las 24 horas del día, lo que contribuye a que se sientan mejor desde primera hora de la mañana.

Hasta la fecha se disponían de broncodilatadores, como se denominan estos fármacos, que solo actuaban sobre uno de los dos mecanismos responsables del taponamiento de las vías aéreas. Ahora, es la primera vez que se presentan unidos en un único tratamiento y los ensayos clínicos han demostrado que el nuevo tratamiento es más eficaz que los que hasta ahora existían.

Ultibro Breezhaler se administra con un inhalador que fue específicamente por el citado laboratorio para liberar eficientemente el medicamento. Este dispositivo permite a los pacientes oír, sentir y ver que han tomado la dosis completa correctamente, aseguran desde Novartis.

Entre las mejoras sintomáticas que experimentan los enfermos de Epoc se encuentran el alivio de la disena, mayor tolerancia al ejercicio y la disminución del uso de medicación de rescate y mejora de la calidad de vida.

Sobre esto último, María Fortún, doctora en Psicología de la Salud, señaló que los pacientes de Epoc ven mermada su calidad de vida al tener que reducir drásticamente las actividades que estaban acostumbrados a realizar. Por ejemplo, hasta les resulta difícil mantener sus relaciones sociales, debido al cansancio o a la disnea.

Este último síntoma es el que más impacto tiene en la vida cotidiana de los pacientes, ya que tienen que cambiar sus hábitos de vida y, el cansancio y la impotencia que sienten, generan a menudo ansiedad y depresión.

Un paciente que ha participado en la elaboración de un vídeo en el que los pacientes explican sus sensaciones como enfermos de Epoc, resumía estas ideas en una muy clara y definitiva: Ya no me río, porque hasta reír me cansa.