Indemnizada con 80.000 euros tras sufrir un ictus que fue diagnosticado como migraña en Ciudad Real

Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). /Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM)
Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). / Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM)

Le ocasionó una hemiplejia derecha por la que actualmente tiene reconocida una minusvalía del 84 % y una incapacidad permanente absoluta

J.V. MUÑOZ-LACUNACiudad Real

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha condenado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) a indemnizar con 80.000 euros a una paciente que, a pesar de estar sufriendo un ictus, se le indicó que sufría una «cefalea compatible con migraña». Los hechos ocurrieron a mediados de junio de 2009 cuando la paciente, de 51 años, acudió al servicio de urgencias del hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) con un fuerte dolor de cabeza.

En este centro se le diagnosticó una migraña y regresó a su casa. Un día después acudió al mismo hospital con un informe médico que destacaba una caída muy significativa de las cifras de hemoglobina y hematocritos. Sin embargo, fue devuelta a su casa sin realizarle una prueba de imagen. Cuatro días después se dirigió por tercera vez al servicio de urgencias donde se le realizó un TAC que ponía de manifiesto la existencia de una hemorragia subaracnoidea (un tipo de ictus) que hizo necesaria su evacuación al Hospital General de Ciudad Real someterse a una información quirúrgica.

La mujer denunció los hechos ante la asociación «El Defensor del Paciente» que ha logrado una sentencia favorable según la cual el retraso en el diagnóstico y tratamiento de su patología -la simple realización de un TAC- le ocasionó una hemiplejia derecha por la que actualmente tiene reconocida una minusvalía del 84 % y una incapacidad permanente absoluta.