España desbarata el plan de una empresa para comerciar con órganos en Europa

Beatriz Domínguez-Gil./
Beatriz Domínguez-Gil.

El Consejo de Europa rechaza por unanimidad que se pague a una pareja de un país pobre para que participe en un trasplante renal cruzado

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Un novedoso sistema de donación de órganos impulsado por la empresa estadounidense Global Kidney Exchange (GKE) se ha topado con un enemigo poderoso, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), que ha conseguido paralizar su proyecto de expansión por el Viejo Continente. Esta semana, el comité de trasplantes del Consejo de Europa respaldaba por unanimidad la petición de la ONT de que los Estados y las organizaciones profesionales impidan la actuación de esta compañía. «Es un lobo con piel de cordero», explicó la directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil.

Esta iniciativa está impulsada por el Nobel de Economía, Alvin Roth, y pretende dar una salida a los acaudalados pacientes que necesitan un riñón. El plan de GKE se basa en el trasplante renal cruzado, un tipo de donación en el que intervienen dos parejas. La primera de ellas, compuesta por un paciente que necesita un órgano y un donante dispuesto a dar un riñón se encuentra en Estados Unidos; la segunda, está en un país de desarrollo que busca la empresa gracias a un algoritmo. Cuando la localiza, GKE paga el traslado, la estancia y la hospitalización de la pareja. Además, les da diez años de inmunosupresores. Un negocio que para Domínguez-Gil supone «una forma encubierta de compra-venta de órganos» ya que se paga en especie.

«Es una cosificación de la persona y lo hacen porque hay un beneficio», recriminó la directora de la ONT. «Además, no hay ningún plan de seguimiento de los donantes», añade. Domínguez-Gil apunta que la idea de Roth, al que muchos «han abierto las puertas», supone en realidad «la explotación del pobre para el país rico», como ocurre en el mercado ilegal de órganos. Un negocio que mueve cada año entre 500 y 1.000 millones de euros. El coste de los órganos varía entre los 90.000 y los 180.000 euros y provienen, en su mayoría de países sudamericanos y del sureste asiático. Unos donantes que cobran, si las mafias les abonan algo, un 10% del coste final de un riñón. «Ningún país está libre del tráfico ilegal de órganos», destacó la directora de la Organización Nacional de Trasplantes, que pone en valor la «tolerancia cero» que España tiene con esta práctica. El Código Penal castiga con la misma dureza (de seis a doce años de prisión) a la persona que intenta traficar con órganos, a que comete la acción y al receptor.

Preocupación

En el caso de GKE, al menos cuatro parejas (dos de Filipinas y otras dos de México) han viajado a Estados Unidos para someterse a este procedimiento. Además, la responsable de la ONT afirmó que la Organización Mundial de la Salud está «muy preocupada» por el ejemplo de esta empresa. Sobre todo, cuando una resolución de Naciones Unidas (septiembre del año pasado) instó a los países a tener servicios de donación públicos y altruistas.

Por otra parte, durante el primer trimestre de este año, el número de trasplantes aumentó un 4% con respecto a los primeros tres meses del año pasado. Los donantes también subieron un 3%. Unas buenas cifras que consolidan a España como líder mundial (2.183 donantes y 5.261 trasplantes), aunque con algún pero. «Es necesario aumentar la donación, porque en nuestro país entre un 5 y un 10% de los pacientes que necesitan un órgano y fallecen sin recibirlo», señaló la directora de la ONT durante la reunión de coordinadores de trasplantes que se celebra en Zaragoza.

Explicó algunas líneas maestras del plan 50x22 (50 donantes por millón de habitantes y 5.500 trasplantes para 2022), como la colaboración con los servicios de Urgencias, la donación multiorgánica en asistolia o la colaboración con los hospitales privados. Otro reto es lograr un trasplante para las personas hiperinmunizadas, pacientes que de forma natural rechazan el órgano. «Ya pueblan el 20% de nuestras lista de espera de trasplante renal y aparecen ya en el ámbito cardíaco y pulmonar», señaló la máxima responsable de los trasplantes en España.

Temas

España
 

Fotos

Vídeos