EE UU investiga enfermedades pulmonares relacionadas con el uso del cigarrillo electrónico

EE UU investiga enfermedades pulmonares relacionadas con el uso del cigarrillo electrónico

La Organización Mundial de la Salud señala que se desconocen los efectos que este sistema produce en la salud a largo plazo

REUTERSNueva York

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, con la colaboración de los departamentos de salud de Wisconsin, Illinois, California, Indiana y Minnesota, están investigando un «grupo» de enfermedades pulmonares que podrían estar relacionadas con el uso del cigarrillo electrónico.

Tras realizar el estudio en 14 estados, y detectarse 94 casos de personas afectadas, en su mayoría adolescentes y adultos jóvenes, los CDC han confirmado que no hay evidencias de que exista una enfermedad infecciosa detrás de estas afecciones y han insistido en que necesitan más información para determinar una causa concreta.

Estados como Nueva York y Nueva Jersey han emitido advertencias de salud en lo referido a enfermedades pulmonares producidas por el vapor. Sin embargo, los CDC no han relacionado la sintomatología de los pacientes (tos, falta de aliento y fatiga) con un producto específico.

«Los informes obtenidos reafirman la necesidad de mantener todos los productos de tabaco y nicotina fuera del alcance de los jóvenes, mediante una regulación del acceso. También debemos asegurar que los productos ilegales y falsificados permanezcan fuera del mercado y alejados de la juventud», ha señalado la compañía fabricante de cigarrillos electrónicos Juul Labs. Además ha aclarado que, según los análisis realizados, varias de las enfermedades relacionadas con la inhalación de vapores han dado positivo en THC, una sustancia que se encuentra en la marihuana y que la compañía estadounidense no vende.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que, más allá de la creencia de que los cigarrillos eléctronicos son menos perjudiciales para la salud que los tradicionales, siguen sin conocerse los efectos que producen a largo plazo.

Más información