El Norte de Castilla
La doctora Ana Hernádnez
La doctora Ana Hernádnez

Cuídate y fortalece tu fertilidad

  • Contenido realizado por el equipo médico de la Unidad de Reproducción Asistida de la clínica FIV Recoletos. Te acompañamos en cada etapa de tu vida

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¿Estás planteándote ser madre y buscar un embarazo? Mejorar tus hábitos de vida saludable puede aumentar considerablemente tus probabilidades de embarazo y, además, conseguir una gestación y un crecimiento del bebé saludables.

Si estás buscando el embarazo, deberás…

-Acudir a tu ginecólogo aproximadamente unos tres meses antes de comenzar a buscar el embarazo para que te realice una consulta preconcepcional y comprobar, así, que todo está bien.

-Consultar con el profesional médico para comenzar a tomar ácido fólico a diario.

-Comprobar que tu calendario vacunal está completo. Asegúrate de que antes del embarazo estás inmunizada contra la rubéola, el sarampión, la parotiditis, el tétanos y la varicela, en caso de no haber pasado la enfermedad.

-Realizar una analítica para comprobar de que has pasado algunas enfermedades que pueden suponer una complicación para el embarazo, como la toxoplasmosis entre otras.

-Comenzar a cuidar tu alimentación y tu peso con una dieta sana, completa y equilibrada.

-Adquirir hábitos de vida saludables y practicar ejercicio para mejorar tu tono muscular, reducir el estrés, ayudarte a dormir mejor, prepararte para el parto y reducir las posibles complicaciones del embarazo.

-Evitar el alcohol, el tabaco y el consumo de cualquier sustancia tóxica.

-Eludir la exposición a factores ambientales como disolventes, pesticidas o metales pesados.

-Reducir el estrés y descansar. Existen técnicas de relajación que te ayudarán a conseguirlo si tienes di¬ficultades.

-Mejorar tus hábitos de vida saludable aumentará considerablemente tus probabilidades de embarazo.

Asimismo, si llevas un año buscando el embarazo sin conseguirlo o tienes algún problema de salud que podría afectar a tu fertilidad, te recomendamos pedir cita en una clínica de reproducción asistida para que te realicen un estudio de diagnóstico de fertilidad y estudien tu caso concreto para entrar la mejor técnica para conseguirlo.

En FIV Recoletos contamos con un equipo de ginecólogos que pueden ayudarte a planificar tu embarazo y aumentar las probabilidades de éxito de alcanzarlo.

Cuídate y fortalece tu fertilidad

La alimentación mejora la fertilidad

Una correcta alimentación contribuye a la mejora de la fertilidad tanto en hombres como mujeres. Una dieta equilibrada, rica en nutrientes y baja en grasas saturadas, puede tener un impacto sobre tu fertilidad.

En concreto, una dieta saludable mejora la calidad del óvulo, la implantación del embrión y el desarrollo del feto, en el caso de las mujeres. Así como, la cantidad y calidad del semen en el caso de los hombres.

Se recomienda mantener un índice de masa corporal (IMC) entre 18,5 y 25. Tanto el sobrepeso como el bajo peso incrementan el riesgo de infertilidad, por eso es recomendable controlar la nutrición y tener un índice de masa corporal adecuado.

Para aumentar tu fertilidad y mejorar el desarrollo del feto, te recomendamos que….

-Evites el exceso de azúcar y los alimentos azucarados.

-Consumas como mínimo dos raciones de verduras al día y dos o tres raciones de fruta al día.

-Eludas el consumo de alcohol y café.

-Incluyas en tu dieta alimentos antioxidantes y que sean ricos en Vitamina C (naranja, kiwi, espinacas o tomates), Omega 3 (salmón, nueces o aguacate), hierro (legumbres), calcio y vitamina D (lácteos, frutos secos y verduras de hoja verde grande), ácido fólico (plátano, huevos), zinc (salmón, semillas de calabaza, chocolate negro, garbanzos o jengibre) o selenio (huevos, carnes, pescados).

-En las mujeres se aconseja disminuir los alimentos ricos en grasa saturada y grasa trans, y potenciar los ricos en grasa monoinsaturada y poliinsaturada.

-En los hombres se recomienda una dieta basada en grasas poliinsaturadas, antioxidantes y vitamina A.

Amplía la información en el post Cómo aumentar la fertilidad a base de alimentos de FIV Recoletos.

Dieta antioxidante para mejorar la calidad del semen

Los antioxidantes son moléculas capaces de prevenir o retrasar la oxidación de las células. En este sentido, existen estudios que demuestran la importancia de incluirlos en la dieta para la calidad seminal.

Las dietas ricas en grasas saturadas reducen en un 41% la concentración de espermatozoides en el semen, mientras que las dietas ricas en ácidos esenciales omega-3 contribuyen a una mejor morfología de los mismos.

Encontramos antioxidantes en alimentos como el ajo, arroz integral, café, coliflor, brócoli, jengibre, perejil, cebolla, cítricos, semolina, tomates, aceite de semilla de la vid, té, romero, entre otras muchas sustancias.

Por su parte, la vitamina C y los carotenoides se encuentra en frutas y verduras; la vitamina E en los aceites vegetales vírgenes; la vitamina A en la zanahoria y el mango; y los antioxidantes polifenólicos en la fruta, soja, chocolate, orégano, té, café y vino tinto.

Conoce más detalles sobre Antioxidantes y calidad seminal en el artículo de FIV Recoletos.

Actividad física para incrementar la salud reproductiva

Realizar ejercicio de manera moderada y continua beneficia la salud sexual y reproductiva. Sin embargo, debemos tener en cuenta que tampoco es beneficioso sobrepasar las 4 horas diarias de ejercicio físico vigoroso. En el equilibrio está la clave.

30 minutos al día 2 veces por semana de actividad aeróbica moderada, 30 minutos de actividad aeróbica vigorosa y algunos ejercicios de fortalecimiento pueden constituir una buena rutina de ejercicios para comenzar.

Con este plan de actividad física:

1.Liberarás endorfinas y mejorarás tu estado de ánimo, ayudándote a sentirse mejor, reducir el estrés y su impacto sobre la fertilidad.

2.Mantendrás un buen estado de salud.

3.Ayudarás a mantener un IMC y peso saludable, previniendo la obesidad.

4.Prevendrás enfermedades como cardiopatías, hipertensión y diabetes.

Asimismo, practicar deporte al aire libre aporta vitamina D y facilita la absorción de calcio. Por ello, combinar actividades como el running, el pilates o el fitness, te ayudarán a mejorar tu tono muscular y equilibrar, al mismo tiempo, cuerpo y mente.

Reserva ovárica y edad, ¿cómo influyen en la fertilidad?

A partir de los 35 años, las posibilidades de que la mujer consiga un embarazo se reducen considerablemente ya que tanto la cantidad de óvulos como la calidad de los mismos se ve reducida.

La producción de óvulos de las mujeres es limitada, por lo que al contrario de los hombres que pueden producir espermatozoides durante toda su vida, la fertilidad de las mujeres se ve afectada por la edad.

Cada mujer dispone de una reserva ovárica limitada, es decir, cuando nace ya tiene la asignación de ovocitos para toda su vida.

La reducción de la reserva ovárica es un proceso continuo y en la mayoría de las mujeres se agota alrededor de los 50 años, proceso que conocemos como menopausia.

Se recomienda realizar un estudio de fertilidad aproximadamente a los 35 años, tanto en mujeres que están buscando el embarazo como aquellas que no lo han decidido todavía; para poder evaluar el estado de su reserva ovárica y planificar su capacidad reproductiva.

El estudio de fertilidad analiza los niveles de algunas hormonas que afectan a la fertilidad como FSH, estradiol y la hormona antimulleriana (AMH), incluyendo una ecografía para contar el número de folículos antrales de los ovarios, es decir, las estructuras que dan lugar a los óvulos.

Una vez se obtengan los resultados del estudio de fertilidad, el diagnóstico informará sobre el funcionamiento de los ovarios de la mujer, estableciendo si su respuesta es alta, baja o normal. En función de estos resultados y la valoración de la edad de la mujer, el ginecólogo podrá evaluar su capacidad para conseguir un embarazo de forma natural y los tratamientos de reproducción asistida en caso de que ésta sea baja. Se determinará también su capacidad de responder a los tratamientos de estimulación ovárica, sus probabilidades de éxito y se elegirá la mejor alternativa de tratamiento para cada caso.

Congela tus óvulos y retrasa tu maternidad

Cada vez son más las mujeres que deciden retrasar su maternidad por motivos laborales o personales. Esta realidad social tiene efectos negativos en las posibilidades de conseguir un embarazo debido a la disminución de la reserva ovárica que experimentan las mujeres con la edad.

Por ello, en la actualidad existen técnicas de congelación de ovocitos que permiten conservar la edad genética de los mismos para preservar la fertilidad y así poder retrasar la maternidad de una mujer hasta que decida ser madre.

La vitrificación de los ovocitos es una moderna técnica de congelación celular que permite a las mujeres postergar la maternidad.

En el proceso de vitrificación, los ovocitos se extraen de la misma forma que en un ciclo de fecundación in vitro: se estimula el ovario mediante hormonas y se aspiran. Una vez extraídos, en vez de inseminarlos para fecundarlos, se vitrifican y almacenan para que, más adelante, cuando la mujer lo desee descongelarlos, inseminarlos y fecundarlos.

Conoce más acerca de la criopreservación de ovocitos en el blog de FIV Recoletos.