Un británico residente en Sierra Leona, infectado con el virus del ébola

El Departamento de Sanidad de Reino Unido ha confirmado el positivo, aunque no ha trascendido aún si piensa repatriar al enfermo

AGENCIAS LONDRES

Un ciudadano británico que reside en Sierra Leona ha dado positivo por el virus del Ébola, según confirmó hoy el ministerio de Sanidad del Reino Unido en un comunicado.

Expertos médicos se encuentran actualmente valorando la situación en Sierra Leona "para asegurarse de que se le proporciona la atención adecuada" y se le está facilitando asistencia consular.

El responsable médico adjunto del NHS John Watson indicó que "el riesgo en general para los ciudadanos del Reino Unido continúa siendo muy bajo".

"Contamos con sistemas del Servicio de Sanidad Pública británico (NHS, en inglés) muy sólidos, muy desarrollados y probados de forma adecuada para gestionar enfermedades infecciosas poco habituales cuando surgen, con el respaldo de un amplio abanico de expertos", agregó esa fuente.

Se trata del primer caso registrado de un británico que contrae el virus, que hasta ahora ha afectado a Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria y ha causado al menos 1.350 muertes, de acuerdo con las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La epidemia está azotando especialmente a Liberia, con 576 muertes y 972 casos, lo que ha obligado a las autoridades a decretar el toque de queda y poner en cuarentena dos populosos barrios cercanos a la capital.

El ébola, que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

Dos años de prisión por esconder a enfermos de ébola

El Gobierno de Sierra Leona ha fijado una pena de dos años de cárcel para cualquier persona que esconda a enfermos de ébola, según ha informado el Ministerio de Justicia del país africano, que busca así frenar el contagio del virus.

La Ley de Enmienda de Salud Pública de 2014 ha sido aprobada con abrumadora mayoría por el Parlamento sierraleonés en la capital, Freetown, con lo que se reforma la normativa sanitaria, aprobada hace 54 años. "La nueva normativa permitirá juicios sumarios, es decir, que serán llevados por un solo juez", ha explicado el ministro de Justicia, Frank Kargbo, en declaraciones a Reuters. "La enmienda es necesaria en este momento. Hay que tener en cuenta que la norma de 1960 fue redactada y aprobada cuando no existía una enfermedad como el ébola", ha argumentado Kargbo, quien también ostenta el cargo de fiscal general del país.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha advertido en sus informes de la ocultación de enfermos y de la existencia de "zonas de sombra" a las que no tienen acceso los sanitarios, lo que impide cuantificar la magnitud del brote.

La ocultación de enfermos es preocupante en Liberia y en Sierra Leona , los dos países más afectados, por miedo a la estigmatización social. Los familiares del enfermo en ocasiones lo ocultan y son víctimas ellos mismos del contagio. En otros casos los enfermos son sacados por la fuerza de los centros médicos o de aislamiento, lo que incrementa el riesgo de contagio.

Hasta ahora la OMS ha confirmado 1.427 muertos por ébola y 2.615 casos documentados desde el estallido del brote, el pasado mes de marzo en Guinea.