El 'Pobre de Mí' despide unos Sanfermines «magníficos»

Miles de personas entonan el 'Pobre de Mí'./Agencias
Miles de personas entonan el 'Pobre de Mí'. / Agencias

Menos visitantes y menos denuncias marcan las fiestas de San Fermín de 2018

PABLO OJERPamplona

«Pamplonesas, pamploneses, han terminado las fiestas de San Fermín 2018». Con estas palabras sencillas, pero cargadas de melancolía, un miembro del grupo Motxila 21, el mismo que dio inicio a las fiestas, ha dado por concluidos los Sanfermines esta noche a las doce en punto, después de que el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón les cediera el privilegio de concluir las fiestas de San Fermín.

Miles de personas esperaban en la plaza Consistorial estas palabras que, no por más previstas, causan menos desasosiego. De esta forma se ha puesto fin a 204 horas de fiesta ininterrumpida, a 204 horas de música, espectáculos, alegría y diversión. Sólo el Ayuntamiento de Pamplona ha convocado en estos Sanfermines casi 500 actos, uno por cada 28 minutos. Y toda la plaza ha entonado el pesaroso 'Pobre de Mí, pobre de mí, que se han acabado las fiestas de San Fermín».

Eso sí, no ha faltado, y que no falte nunca, el punto de vista positivo que también canta «ya falta menos para San Fermín». Porque el alcalde, Joseba Asirón, ha citado a todos los ciudadanos y visitantes a volver a reunirse en el mismo lugar el próximo 6 de julio de 2019.

El propio Joseba Asirón calificó ayer como «magníficos» los Sanfermines de este año 2018. El alcalde destacó «un ambiente de calle relajado, distendido y muy sanferminero». Prueba de ello es que, a falta de la última noche, no se ha registrado ninguna denuncia por agresiones sexuales, tan sólo se han presentado 6 denuncias por tocamientos, la mitad que el año pasado. Por ello, Asirón apuntó a que «no se dará por satisfecho hasta que no haya nada. Cualquier triunfalismo está de sobra, hay que mirar con la debida prudencia, pero es verdad que no se han producido denuncias por ataques sexistas graves y nos tenemos que congratular».

El alcalde de Pamplona ha reconocido que se ha producido un «descenso de personas en la ciudad», aunque sólo considera que se ha producido en mitad de las fiestas y por causa de que este año hayan coincidido dos fines de semana. Los hosteleros no lo consideran de esta forma y opinan que el descenso respecto a otros años se ha producido a lo largo de los nueve días de fiesta.

Más información:

 

Fotos

Vídeos