Piden 52 años de cárcel a un hombre por 42 delitos sexuales con menores

Colectivos feministas celebran la sentencia de La Manada en Sevilla./ Fermín Cabanillas/Efe
Colectivos feministas celebran la sentencia de La Manada en Sevilla. / Fermín Cabanillas/Efe

Contactaba con las víctimas a través de redes sociales

EUROPA PRESSSevilla

La Fiscalía Provincial de Sevilla pide una pena de 52 años y nueve meses de cárcel a un hombre acusado de 42 delitos de exhibicionismo, coacciones, utilización de menores para fines pornográficos y abuso sexual.

Según han informado fuentes del caso, los hechos que consideran constitutivos de delito comenzaron en 2015. Las víctimas de los supuestos delitos están repartidas en varios puntos de la geografía española y son en su mayoría menores de edad.

Estas víctimas, unas 26 tal y como apunta el escrito de calificación del Ministerio Público, eran contactadas por el acusado a través de un servicio de mensajería online y una red social. Una vez ganada la confianza de éstas, les pedía fotografías íntimas y una vez obtenidas, coaccionaba a las adolescentes y amenazaba con subir esas fotos en webs de contenido pornográfico si no le enviaban más imágenes.

En concreto, este joven que será juzgado la semana que viene por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla en un juicio que está previsto que dure cuatro días, está acusado de 17 delitos de exhibicionismo de material pornográfico a menores de edad, nueve delitos de utilización de menores con fines pornográficos. Además, el Ministerio Público le acusa de 15 delitos de abuso sexual a menores en su modalidad de utilización de Internet para embaucar a una menor para que le facilite material pornográfico y, por último, le atribuye al encausado un delito de coacciones.

Medidas de seguridad

Además, la Fiscalía, tal y como ha adelantado 'ABC', solicita medidas de seguridad devengadas a la solicitud de penas por los 42 delitos. Así, reclama que al encausado se le prohíba acercarse a menos de 300 metros a 25 de las 26 víctimas en periodos que van desde un año y diez meses a siete años, según cada caso.

De igual modo pide que se la aplique la medida de libertad vigilada por un periodo de 43 años y que se le inhabilite para cualquier empleo, oficio o cualquier actividad que comporte trato regular y directo con menores por un periodo de 102 años y tres meses.