Las personas con sobrepeso deberían ocupar otros asientos en los aviones, según una encuesta

Las personas con sobrepeso deberían ocupar otros asientos en los aviones, según una encuesta

Un 80% de los encuestados por Jetcost, creen que se les debería cobrar por tener plazas con mayor espacio

El Norte
EL NORTEValladolid

Pasajeros que no hacen más que golpear el asiento por detrás, otros que se pasan el viaje con su asiento reclinado, niños llorando o pasajeros que no colaboran y no paran de protestar son algunos de los motivos que hacen que un viaje se convierta en algo insufrible. Sin embargo, lo que más molesta a más de la mitad de los españoles es una persona con sobrepeso a su lado en un avión y de hecho preferirían que estos pasajeros ocuparan otro asiento más acorde a sus necesidades.

El equipo de www.jetcost.es ha realizado la encuesta como parte de un estudio acerca de las vivencias de los europeos cuando han volado, prestando especial interés a sus experiencias más negativas. El estudio fue realizado a 3.000 personas (500 de cada nacionalidad: británicos, españoles, italianos, alemanes, portugueses y franceses) mayores de 18 años, y que al menos hubieran viajado una vez en los últimos dos años.

Inicialmente a todos los encuestados se les preguntó: ¿Ha tenido alguna vez un vuelo que se le haya hecho insufrible debido a un compañero de viaje incómodo o molesto? más de la mitad de los encuestados (58%) dijo que sí. A los que habían sufrido a alguno de estos pasajeros que les había incordiado durante el viaje se les pidió que dijeran los motivos por los que les hizo el viaje insoportable, siendo estas las respuestas más comunes:

El 45% de los encuestados contestaron que alguna vez han coincidido con que el pasajero de delante ha ido durante todo el viaje con el asiento reclinado. El 38% ha manifestado que se ha encontrado con algún pasajero que no hacían más que conestar y no cooperaba con el personal de cabina. Un 35% ha conestado que durante su viaje ha tenido algún niño que no paraba de gritar y llorar. Un 23% ha respondido que alguna vez ha tenido sentada al lado suya a una persona con sobrepeso y ocupaba parte de su espacio y un 13% ha tenido la experiencia de que la persona que tenía sentada detrás suyo se ha dedicado a golpear su asiento.

En un intento de ahondar un poco más en cómo los españoles manejaron la situación de estar sentados al lado de una persona con sobrepeso, se les preguntó a los que respondieron que el viaje se les había hecho incómodo por este motivo se les pregunto, más a fondo, qué habían hecho al respecto, a lo que un 36% dijo que no había hecho nada, un 28% dijo que tomó el control del reposabrazos para recuperar su espacio, mientras que un 22% habló con el personal de cabina para solicitar un cambio de asiento. De estos últimos, solo un 15% de ellos consiguió un cambio de asiento ya que para el resto no había asientos disponibles.

Finalmente, a los encuestados se les preguntó si creían que un pasajero con sobrepeso debería tener una zona especial en el avión con asientos más acordes a su tamaño, a lo que el 56% de ellos dijo que sí. Además, cuando se les preguntó si creían que deberían de pagar más por tener un asiento con más espacio, el 80% dijo que sí.

En cuanto a los resultados a nivel europeo, los británicos y los franceses son los europeos que más desean asientos con más espacio para las personas con sobrepeso, quizá sea porque en estos países el índice de personas obesas sea mayor que en los países en los que predomina la dieta mediterránea como en Italia, España, Portugal o Alemania.

Un portavoz de Jetcost ha dicho: «Tener unos asientos con más espacio en una parte del avión para personas con sobrepeso no es un acto de discriminación. Se trata de hacer que el vuelo sea más cómodo para todos, ya que no todo el mundo tiene la suerte de caber en los asientos de tamaño estándar. El debate radica en si se debería cobrar más o no por el uso de estos asientos. Además, habría que estudiar cómo aplicar esta medida, ya que hay personas que se podrían sentir molestas por el cambio de asiento. En cualquier caso, desde Jetcost creemos que un asiento más amplio no debería suponer un coste extra para los pasajeros que lo necesitan. Son muchos los motivos que pueden hacer que una persona necesite más espacio en el avión, entre ellas causas médicas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos