Los padres de Julen perdieron a otro hijo de tres años en 2017 tras sufrir un infarto durante un paseo

Dimensiones del agujero por el que el pequeño se precipitó en Málaga. /El Norte
Dimensiones del agujero por el que el pequeño se precipitó en Málaga. / El Norte

«Estamos viviendo un infierno», asegura la abuela materna del pequeño

fernando torres
FERNANDO TORRESMálaga

Los padres de Julen, el menor de dos años desaparecido en la Sierra de Totalán, perdieron a su otro hijo, Óliver, en 2017. Al parecer, según recoge Diario Sur, el menor de tres años sufrió un infarto mientras paseaba por la malagueña playa de El Palo, barrio en el que residen. El episodio fue muy sonado en el pasaje de la zona conocida como las Protegidas y, según relatan diferentes vecinos y amigos cercanos a la familia, afectó gravemente a la madre.

El ambiente en el barrio es duro. Los vecinos hablan en corros, impotentes, mientras que la abuela materna de Julen ha asegurado que están «viviendo un infierno», antes de informar a los medios que ningún miembro de la familia estaba en disposición de hacer declaraciones.

Noticias relacionadas

Una íntima amiga de la madre y la abuela, que viven en la misma calle, explica que Julen es uno de los niños más pequeños del barrio: «Juega con todos y le queremos mucho, es amigo de todos los niños», relata entre lágrimas. Unos metros más arriba otros vecinos comentan la última hora del rescate y lo doloroso de la situación: «Esto no tiene ningún sentido», dicen dos mujeres en la puerta de su casa.

Julen es tan conocido como sus padres, José y Vicky. Ella trabaja en el Centro Comercial del Rincón de la Victoria y es amiga de todos sus vecinos. Sus amigos han pasado «la noche en vela», según relatan los más cercanos, a la espera de novedades. A lo largo de la mañana se han visto numerosos gestos de cariño hacia los afectados, arropados en todo momento.

 

Fotos

Vídeos