Evita el robo de tu moto siguiendo estos sencillos consejos

Evita el robo de tu moto siguiendo estos sencillos consejos
Te contamos cómo evitar que te roben la moto este verano siguiendo algunas recomendaciones fáciles de seguir en cualquier momento

El verano es la época ideal para no bajarse de la moto. Al trabajo, al gimnasio, a la playa… durante los meses más calurosos del año apetece hacer todos y cada uno de los trayectos diarios en moto, pero conviene no confiarse, porque también es una época perfecta para los amigos de lo ajeno.

De hecho, al repetir las mismas rutinas cada día con nuestra moto, podemos estar obviando algunas recomendaciones de seguridad básicas que podrían evitarnos pasar más de un momento de apuro. Veamos algunos consejos para impedir que nos roben la moto cuando la dejemos aparcada en la calle durante algunas horas.

El primero: no te confíes. Aunque siempre des los mismos pasos, hagas paradas de corta duración y aparques en el mismo sitio que consideras protegido, sigue alerta, sobre todo si no vas a utilizar ningún sistema antirrobo. Bloquear la dirección de tu moto antes de guardar tus llaves puede considerarse una medida preventiva para las paradas muy cortas, pues al menos estarás evitando que se lleven la moto rodando en unos minutos.

Además de usar un sistema antirrobo (candados en forma de U o de disco, y cadenas y alarmas), cosa que seguramente ya estés haciendo, no está de más contar con un sistema de localización GPS para tu moto, pues en caso de robo, podrás saber dónde se encuentra tu vehículo en cualquier momento, y facilitar esta información a la Policía para que actúen cuanto antes.

Por otro lado, además de intentar aparcar en zonas con amplia visibilidad, bien iluminadas de noche y transitadas de día, protege también los elementos que se encuentren en el baúl de la moto. La cerradura del baúl es relativamente fácil de forzar, por lo que no es nada recomendable que guardes en su interior tu casco, ni tampoco los papeles de la moto, sobre todo porque los vas a necesitar para formalizar la denuncia en el caso de que tu moto desaparezca. Utiliza un candado de seguridad para anclar el casco a la moto o llévatelo contigo.

Y si, aun poniendo en práctica estos sencillos consejos, alguien consigue hacerse con tu moto, conviene que denuncies enseguida el robo. Lo más frecuente es que intenten despiezarla y vender las partes rápidamente, por lo que una actuación con celeridad puede ayudarte a recuperar tu vehículo antes de que esto pase. Si quieres asegurarte, además, de tener todo el apoyo necesario en estas situaciones, puedes contratar un seguro de moto con cobertura de hurto y robo. En un comparador de seguros de moto online encontrarás las mejores ofertas en segundos, y podrás decidir.

Y finalmente, evita los pequeños despistes. Son la principal causa del robo de motocicletas y se trata de pequeñas equivocaciones u olvidos que ocurren con más frecuencia de la que pensamos. Hablamos de pequeños errores evitables, como dejar las llaves puestas y la moto aparcada en la calle.

Si no dispones de garaje y vas a dejar tu moto aparcada fuera este verano, sigue estos sencillos consejos y te la encontrarás en perfectas condiciones siempre que vuelvas a recogerla.