Casi el 30% de los universitarios no tiene trabajo cuatro años después de acabar la carrera

Estudiantes antes de comenzar la prueba de acceso a la Universidad en la Comunitat Valenciana. /EFE
Estudiantes antes de comenzar la prueba de acceso a la Universidad en la Comunitat Valenciana. / EFE

Los títulos con más empleabilidad son las ingenierías e informática y las mujeres obtienen contratos de menos cualificación y salario

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

Un título universitario no siempre es garantía de empleo seguro. El 27,7% de los españoles que en el curso 2013-14 finalizaron con éxito sus estudios superiores cuatro años más tarde no contaban con un empleo, según el estudio elaborado por el Ministerio de Ciencia, que cruza datos universitarios con las afiliaciones a la Seguridad. Sin embargo, este casi 30% no puede traducirse por parados, pues hay titulados que continúan estudios y otros que, además, preparan oposiciones.

No solo no tienen el empleo garantizado sino que, a la vista de los datos, sufren de manera importante la precarización laboral. El sueldo medio de estos titulados es de 26.213 euros anuales, casi la mitad (el 48,3%) tiene contratos temporales y el 79% trabaja solo a tiempo parcial. Aunque quizá lo peor es que solo el 60,7% trabaja en lo que la Seguridad Social llama empleos de titulados, mientras que el 19% tiene puestos medios y el 20% trabajos de baja cualificación.

Pero no todos los títulos son iguales. Las carreras con más empleabilidad son las de informática -un 84,6% de contratados-, las ingenierías (80%), y varias de la rama sanitaria, como Medicina, Óptica o Farmacia, con entre el 91% y el 85% de titulados con empleo. Por contra, la menor tasa de empleo se da entre los titulados en Derecho (55,7) y Humanidades (57,6%), con los estudiantes de Bellas Artes (50,5%) a la cabeza.

Las mujeres fueron el 58,5% de las tituladas en 2013-14 y quienes tuvieron mejores notas. Su tasa de empleo es casi idéntica a la de los universitarios varones -72% frente 71,9%-, pero sus sueldos medios son unos 2.500 euros más abajos de media anual, 24.445 frente a 27.000. Entre las razones están que las mujeres son solo el 25% de las tituladas en ingenierías, pero sobre todo que el 58,9% ocupa puestos temporales frente al 46% de hombres y que son mayoría en los contratos de menor cualificación, mientras los varones las superan en los puestos para titulados.