Un conductor ebrio baja con el coche por unos escalones en Avilés y le echa la culpa al GPS

Tareas de rescate del vehículo en Avilés. /Marieta
Tareas de rescate del vehículo en Avilés. / Marieta

El hombre arrojó una tasa de alcohol de 0,69 mg/l, casi el triple de lo permitido

alberto santos
ALBERTO SANTOSÁviles

Este martes, la realidad superó a la ficción en la ciudad asturiana de Avilés. Los vecinos que paseaban junto al río Magdalena, a la altura de la Puerta de la Villa, no daban crédito a lo que estaban viendo: un vehículo se había quedado atrapado contra uno de los muros tras bajar por unos escalones, una zona de difícil acceso para turismos.

Según informa El Comercio, testigos presenciales aseguran que el conductor cogió una trayectoria peatonal, bajó las escaleras con el Volkswagen Golf rojo y, cuando llegó al final y vio que no podía subir, intentó dar marcha atrás, pero quedó encallado junto a un muro. Pero lo más sorprendente es que el implicado, un vecino de Gijón de 40 años cuya identidad se corresponde con las siglas L. M. L. G. aseguró a la Policía Local que había llegado hasta allí por indicaciones de su GPS.

Zona donde se quedó atrapado el vehículo, en Avilés.
Zona donde se quedó atrapado el vehículo, en Avilés. / Marieta

Seguidamente, los agentes le realizaron la prueba de alcoholemia, en la que casi triplicó la tasa máxima permitida, con un valor de 0,69 mg/l. El cuerpo municipal de seguridad abrió diligencias judiciales contra él.

 

Fotos

Vídeos