El Club de los 120

Estar acompañados, en opinión de los expertos, ayuda a alargar la vida. /APF-Reuters
Estar acompañados, en opinión de los expertos, ayuda a alargar la vida. / APF-Reuters

Cuba aspira a que sus mayores vivan más de cien años. Una organización de médicos lleva más de una década intentándolo

IRMA CUESTA

Quienes conocieron al comandante aseguran que Fidel Castro temía tanto a la derrota que jamás se permitió un minuto de sosiego. Muerto a los 90, el líder de la revolución cubana pasó los últimos 46 años luchando contra la enfermedad que finalmente acabó con su vida. Es verdad que terminó perdiendo la batalla, pero también que muchos de sus más fervientes enemigos no vivieron para verlo. Es probable que al 'soldado de ideas', como a él le gustaba que lo llamaran, le ayudara a mantenerse vivo, esa fuerza sobrehumana de la que hacía gala, pero también que algo tuvieran que ver sus médicos. Otros compatriotas lo explican de manera mucho más sencilla: a los cubanos, dicen, siempre les ha dado pereza morirse.

La realidad es que todo eso ayuda a comprender la razón por la que la isla caribeña, en donde la mayoría de los ancianos sobrevive con 10 dólares mensuales de pensión y el salario medio no supera los 30, presume de ser uno de los países más longevos del planeta. Con una esperanza de vida media de 79,7 años; no muy lejos de los 84 de España (el segundo por detrás de Japón), y muy por encima de países como Rusia, Hungría, Polonia, Bulgaria, o la riquísima Kuwait, los cubanos ven cómo, año tras año, aumenta el número de miembros del selecto Club de los 120, una organización creada en 2003 por Eugenio Selman-Housein, uno de los médicos de Castro, decidida a echar una mano a todo aquel que desee llegar a esa edad en las mejores condiciones. «A través de la práctica médica de más de medio siglo comprobamos que el ser humano se preocupa realmente de su salud de los 50 a los 60 años, justo cuando empieza a padecer algunos síntomas. Esto llevó a que la Asociación Médica del Caribe convocara el 'Primer Congreso Internacional sobre Longevidad Satisfactoria: Visión Integral'. De ese encuentro derivó una sección denominada Club de los 120», explica Raúl Rodríguez, actual presidente del club, convencido de que ha quedado más que demostrado que los humanos podríamos vivir, sin problemas, entre 120 y 125 años.

«El club trata de estimular en toda la población cubana estilos de vida saludables, que es la única forma de llegar a esa edad», advierte Rodríguez, que asegura que los pacientes centenarios son los más mimados del sistema médico cubano. «Les tratamos de dar, dentro del programa nacional del adulto mayor, un seguimiento muy especial», explica la médica Alina González, del Centro de Investigaciones sobre la Longevidad.

«Nunca he estado sola»

Con arrugas en el rostro y mirada traviesa, Rigoberta Santovenia cumplió los 102 el pasado enero. Ella es uno de los miembros del Club de los 120 y, aunque confiesa que nunca creyó que iba a llegar tan lejos, sonríe encantada a los periodistas que la visitan en su casa de La Habana. Rigoberta les cuenta que camina rápido, aunque apoyándose en un bastón; que cocinó hasta hace unos meses, cuando los médicos le aconsejaron dejar de hacerlo, y que hasta hace pocas semanas cosía cada tarde. También habla orgullosa de que aún puede enhebrar una aguja y leer el periódico sin gafas. Ante semejante exhibición de fortaleza, los visitantes le preguntan por su secreto. «Soy muy familiar, quiero mucho a mi familia, a mis hijos, a mis nietos, y tengo bisnietos, seis. Nunca he estado sola, nunca».

Recuerda que tenía 40 años cuando triunfó la revolución de Fidel Castro en 1959 y la manera en la que se ha ido adaptando al devenir político y social de su país desde entonces. Hoy vive en el barrio de El Vedado con su nieto y su hija Regla, de 68 años, con la que comparte cama. «Es mi obligación, porque ella me lo dio todo. Ahora tengo que recompensarla», dice Regla, convencida de que su madre vivirá hasta los 120. «Su bisabuela era esclava, y parece que esa sangre de esclavo que ella tiene es más fuerte, por eso dura tanto», añade.

La longevidad cubana es una incógnita para los especialistas, que se preguntan qué tiene esa pequeña isla del Caribe para hacer que sus habitantes alarguen sorprendentemente la vida. Sobre todo teniendo en cuenta las carencias que lleva soportando el pueblo cubano desde hace décadas.

Para Robert Young, director del Grupo de Investigaciones sobre Gerontología de Estados Unidos, «el apoyo de la familia tiende a favorecer la longevidad: eso se ve en Japón, pero el clima cálido también ayuda». El especialista opina que, en cualquier caso, afirmar que en un país se vive más tiempo que en otro puede esconder intereses de propaganda ideológica.

Según Vincent Geloso, profesor de Economía de la King's University College de Canadá y autor de un artículo sobre el tema, los médicos cubanos «tienen cifras que alcanzar o son sancionados». Geloso habla de una posible manipulación de las estadísticas, «similar a lo que ocurría en la antigua URSS, donde las muertes neonatales se cuentan como muertes al final del embarazo para no aumentar las tasas de mortalidad infantil, lo que reduciría la esperanza de vida».

Sin embargo, Geloso destaca que, «incluso en el peor escenario de manipulación, Cuba es un país que tiene una alta esperanza de vida en comparación con su nivel de ingresos». Para explicar esta paradoja, plantea, entre un cóctel de buenos ingredientes, un factor inesperado: «Tiene una de las tasas más bajas de posesión de automóviles. Y no es porque a los cubanos no les guste conducir, sino porque no pueden comprar nuevos coches», afirma al tiempo que apunta que, en el mundo, los accidentes de carretera son una de las principales causas de muerte.

También cita las restricciones alimentarias durante el 'Período Especial' (la crisis económica de la década de 1990), que redujeron la diabetes, y las «medidas coercitivas de salud pública», como la cuarentena de seropositivos en los años ochenta. Lo que nadie cuestiona son las buenas intenciones del Club de los 120, esa iniciativa que alienta a los cubanos a cuidarse y disfrutar de la vida en las mejores condiciones.

Temas

Cuba