Un fósil de una liebre primitiva revela que Pangea se separó 15 millones de años más tarde de lo que se creía

Imagen del 'Cifelliodon' recreada por un artista./Reuters
Imagen del 'Cifelliodon' recreada por un artista. / Reuters

Los primeros precursores de los mamíferos migraron de Asia a Europa, a América del Norte y más allá a los principales continentes del sur

EUROPA PRESS

Un cráneo fosilizado de un pequeño mamífero de casi 130 millones de años encontrado en Utah, Estados Unidos, evidencia que la división supercontinental de Pangea probablemente ocurrió más recientemente de lo que los científicos pensaban anteriormente y que un grupo de mamíferos similares a reptiles que conectan la transición entre reptiles y mamíferos experimentó un estallido de evolución insospechado en varios continentes.

«Teniendo en cuenta el improbable descubrimiento de este cráneo fósil casi completo, ahora reconocemos un nuevo grupo cosmopolita de parientes de mamíferos primitivos», afirma el autor principal del estudio, Adam Huttenlocker, y profesor asistente de Ciencias Integradas de Anatomía Clínica en la Escuela Keck de Medicina de la Universidad del Sur de California (USC), en Estados Unidos.

El estudio, publicado en la revista 'Nature' el 16 de mayo, actualiza la comprensión de cómo los mamíferos evolucionaron y se dispersaron en los principales continentes durante la era de los dinosaurios. Sugiere que la división de la antigua masa de tierra Pangea continuó durante aproximadamente 15 millones de años más tarde de lo que se pensaba y que la migración de mamíferos y la de sus parientes cercanos continuó durante el Cretácico Inferior (hace entre 145 a 101 millones de años).

«Durante mucho tiempo, pensamos que los primeros mamíferos del Cretácico (entre 145 y 66 millones de años atrás) eran anatómicamente similares y no ecológicamente diversos -afirma Huttenlocker-. Este hallazgo de nuestro equipo y otros refuerzan que, incluso antes del surgimiento de los mamíferos modernos, los parientes antiguos de los mamíferos exploraban nichos especializados: insectívoros, herbívoros, carnívoros, nadadores, planeadores. Básicamente, ocupaban una variedad de nichos que vemos ocupan hoy».

El estudio revela que los primeros precursores de los mamíferos migraron de Asia a Europa, a América del Norte y más allá a los principales continentes del sur, destaca el autor principal de la investigación, Zhe-Xi Luo, paleontólogo de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos.

Dientes de murciélago

Huttenlocker y sus colaboradores en el 'Utah Geological Survey' y la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, nombraron a la nueva especie 'Cifelliodon wahkarmoosuch'. Encontrado en las capas cretáceas en el este de Utah, el fósil lleva el nombre en honor del famoso paleontólogo Richard Cifelli. El nombre de la especie, 'wahkarmoosuch' significa 'gato amarillo' en el idioma de la tribu ute con respecto al área donde se encontró.

Los científicos utilizaron escáneres de tomografía computarizada (TC) de alta resolución para analizar el cráneo. «El cráneo de 'Cifelliodon' es un hallazgo extremadamente raro en una vasta región portadora de fósiles del interior occidental, donde las más de 150 especies de mamíferos y precursores de mamíferos similares a reptiles están representados principalmente por dientes aislados y mandíbulas», apunta el paleontólogo de Utah James Kirkland, coautor del estudio a cargo de la excavación.

Con un peso corporal estimado de hasta 1,13 kilogramos, 'Cifelliodon' parecería pequeño en comparación con muchos mamíferos vivos, pero era un gigante entre sus contemporáneos del Cretácico. Un 'Cifelliodon' maduro era probablemente del tamaño de una pequeña liebre o pica (pequeño mamífero con orejas redondeadas, extremidades cortas y una cola muy pequeña). Tenía dientes similares a los murciélagos, con los que comía fruta, la cual podía cortar y aplastar. Podría haber incorporado plantas en su dieta.

Las especies recién nombradas tenían un cerebro relativamente pequeño y «bulbos olfatorios» gigantes para procesar el sentido del olfato. El cráneo presentaba pequeñas cuencas para los ojos, por lo que el animal probablemente no tenía buena vista o visión del color. Posiblemente era nocturno y dependía del sentido del olfato para buscar la comida, detalla Huttenlocker.

Los investigadores colocaron a 'Cifelliodon' dentro de un grupo llamado Haramiyida, una rama extinta de ancestros de mamíferos relacionada con verdaderos mamíferos. El fósil fue el primero de su subgrupo particular, 'Hahnodontidae', encontrado en América del Norte.

El fósil descubierto enfatiza que los 'haramiyidans' y algunos otros grupos de vertebrados existieron globalmente durante la transición Jurásico-Cretácico, lo que significa que los corredores para la migración a través de las masas terrestres de Pangea permanecieron intactos en el Cretácico Inferior.

La mayoría de los fósiles de 'haramiyidans' del Jurásico y el Cretácico provienen del Triásico y el Jurásico de Europa, Groenlandia y Asia. 'Hahnodontidae' era conocido anteriormente solo del Cretácico del norte de África. Es a este grupo al que Huttenlocker argumenta que pertenece 'Cifelliodon', proporcionando evidencia de las rutas de migración entre los continentes que ahora están separados en los hemisferios norte y sur.

«Pero no es solo este grupo de 'haramiyidans' --destaca Huttenlocker--. La conexión que descubrimos refleja otros reconocidos tan recientemente como este año, basados en fósiles de dinosaurios similares al Cretácico encontrados en África y Europa».

 

Fotos

Vídeos