Cuatro décadas en busca de vida extraterrestre

El SETI busca señales electromagnéticas de origen extraterrestre. /
El SETI busca señales electromagnéticas de origen extraterrestre.

El SETI es una organización independiente que intenta contactar con seres más allá de la Tierra. Dice que lo conseguirá antes de los próximos 20 años.

CRISTINA L. ÉBOLIMADRID

Lleva desde los años 70 a la búsqueda de vida y extraterrestre y, a tenor de lo dicho la pasada semana por varios de sus astrónomos, espera conseguirlo en un plazo no superior a 20 años. Se trata del Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre SETI, en sus siglas en inglés-.

Esta organización independiente basa su acción en dos líneas. Por un lado rastrea las señales electromagnéticas del Universo con la esperanza de hallar algún mensaje procedente de una civilización alienígena. Por otra, envía sus propias señales por si a su vez son detectadas en otros mundos.

Por ahora se ha tratado de una labor en la que la paciencia ha sido una constante. Propia del intento de hallar una aguja en un pajar. Hasta el momento solo se ha conseguido captar una señal fuera de la común. Fue el 15 de agosto de 1977 a las 23.16 horas. Una de las computadoras conectadas al radiotelescopio estadounidense Big Ear registró durante 72 segundos una alteración en la intensidad del ruido 30 veces superior a lo normal procedente de algún lugar de la constelación de Sagitario.

Unos días después, el astrónomo y profesor de la Universidad Estatal de Ohio, Jerry Ehman, descubrió la anomalía en una revisión rutinaria. Junto a los valores alfanuméricos 6-E-Q-U-J-5 que figuraban en el papel impreso que sujetaba entre sus manos escribió lo primero que se le pasó por la mente: "Wow!", nombre con el que ha pasado a la historia esta extraña señal que aún hoy continúa siendo un misterio. Por desgracia, el sonido nunca se repitió ni tampoco fue grabado, solo quedó el código para analizarlo.

El SETI ha superado serias dificultades a lo largo de su trayectoria. La mayoría de sus proyectos han contando con la ayuda desinteresada de la Nasa pero los recortes económicos que ha sufrido la agencia espacial estadounidense le han obligado a cerrar el grifo. Lo primero es lo primero y si no hay dinero para enviar un humano a Marte tampoco para buscar vida extraterrestre por el Universo, debieron pensar los responsables de la Nasa. La falta de apoyo llevó al SETI a una situación crítica que casi le obliga a cerrar sus puertas hace dos años por falta de fondos.

Se logró superar ese match ball y, ahora, ya da por seguro que su labor de 40 años dará sus frutos antes de que se cumplan los próximos 20. No todos creen a los expertos del SETI. Muchos opinan que, de existir la vida extraterrestre, el ser humano aún tardará mucho tiempo en toparse con ella.

Otros sí creen posible que el SETI cumpla su pronóstico. Pero no les alegra en absoluto. Como repite Stephen Hawking, no se puede saber si lo que se encuentre ahí fuera será precisamente beneficioso para la civilización humana.