El pueblo más envejecido de España no registra un nacimiento desde hace 30 años

Arandilla del Arroyo, en Cuenca./
Arandilla del Arroyo, en Cuenca.

En Arandilla del Arroyo el médico visita el pueblo una vez a la semana

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Vivir en Arandilla del Arroyo (Cuenca) no es cómodo. Tal vez por ello sólo tiene 13 habitantes censados y el triste título de ser la localidad española más envejecida, según los últimos datos del padrón actualizados por el Instituto Nacional de Estadística.

El 84,6% de su escasa población tiene más de 65 años y su vecino más «joven» tiene 60 años. Su alcalde, Prudencio Arance de las Heras, de 77 años, reconoce estar preocupado por la despoblación de su municipio, problema común en muchos pueblos de la España interior. «El último nacimiento en Arandilla del Arroyo fue hace 30 años», se lamenta Prudencio, que expresa en pocas palabras la fotografía diaria de esta localidad: «Sales a la calle y no ves a nadie».

«Estos pueblos necesitan ayuda y que los gobiernos trabajen para que aquí se monten fábricas», propone como solución para evitar que Arandilla del Arroyo se quede vacío. Este pueblo llegó a contar con 250 habitantes en 1950 pero desde entonces su población ha ido mermando hasta los 13 actuales. En opinión del alcalde, todo se ha debido a la mecanización de las labores agrícolas: «Cuando yo era joven no había maquinaria en el campo, las tierras se labraban con animales y se sembraban patatas y judías pero hoy son gente del pueblo de al lado, Albendea, los que llevan estas tierras con tractores».

Los miércoles, al médico

Residir día a día en este pueblo de La Alcarria conquense donde nació en pintor barroco Pedro Ruiz González no es sencillo. Por supuesto no tiene escuela y el médico acude los miércoles dentro del recorrido que realiza por la comarca. En caso de urgencia hay que desplazarse hasta Valdeolivas (Cuenca), situado a casi 8 kilómetros. Además, si alguno de sus 13 vecinos quiere desplazarse a Cuenca capital debe telefonear un día antes a la empresa de transportes para que se detenga a la entrada del pueblo.

Por si esto fuera poco, Arandilla del Arroyo no tiene tiendas y los lugares de ocio más cercanos -dos bares- hay que buscarlos en Valdeolivas. Pocos atractivos para un pueblo rodeado de pinares e ideal para practicar senderismo, bicicleta o paseos a caballo y que, además, cuenta un templo románico bien conservado: la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

Hace menos de diez años otro pueblo de Cuenca, Olmeda de la Cuesta, era el más envejecido de España. Su situación ha variado en los últimos años porque el Ayuntamiento ha vendido a precio de saldo algunos solares municipales atrayendo nuevos vecinos y negocios. «Ahora somos un pueblo más dinámico y, por lo menos, lo mantenemos vivo aunque el objetivo sigue siendo asentar población», afirma su alcalde, José Luis Regacho. Arandilla del Arroyo sueña con experimentar el mismo cambio.

Ayuntamiento de Arandilla del Arroyo.
Ayuntamiento de Arandilla del Arroyo.

 

Fotos

Vídeos