Alegría y palmas acompañan a La Borriquita en Zamora

Procesión de La Borriquita en Zamora /
Procesión de La Borriquita en Zamora

Cientos de niños protagonizan el desfile del Domingo de Ramos por el centro de la ciudad

ALICIA PÉREZ

Alegría y palmas en el Domingo de Ramos de Zamora. Cientos de niños han protagonizado esta tarde la procesión de la Real Cofradía de Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén, un desfile de hora y media de duración en el que los más pequeños han lucido sus túnicas o sus trajes de calle recién estrenados para cumplir la tradición de no quedarse sin manos.

A las 17:30 horas partía la comitiva de la plaza de Santa María la Nueva tras la bendición popular de las palmas por el capellán Florentino Pérez. El Barandales y la Banda de Cornetas y Tambores Ciudad de Zamora abrían el desfile. Tras ellos, 150 hermanos con túnica de raso blanco y capa púrpura y niños de blanco y azul. A ambos lados, en dos largas filas, cientos de niños acompañados por mayores portaban en sus manos palmas y ramas de laurel, que mostraban orgullosos a los conocidos a los que encontraban a su paso por las calles más céntricas de la ciudad. El público se arremolinó en las principales vías en una tarde en la que pudieron verse los rayos del sol, al menos hasta que finalizó la procesión.

El grupo escultórico La Borriquita, de Florentino Trapero, cerró el desfile con los sones de la Banda del Santísimo Cristo del Perdón de Zamora. La lluvia dio una tregua hasta la llegada al Museo de Semana Santa. Después comenzó a llover.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos