Más de 400 empleados del Ayuntamiento velarán por el normal desarrollo de la Semana Santa de Zamora

La ciudad instalará un punto de primeros auxilios, tapará 3.000 señales, retirará contenedores de los recorridos y colocará vallado negro para la semana de Pasión

ALICIA PÉREZ

Más de 400 empleados municipales trabajarán durante la próxima semana en los distintos servicios públicos del Ayuntamiento de Zamora para velar por el normal desarrollo de la Semana Santa de la ciudad, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y de Interés Turístico Internacional. Así lo ha manifestado el concejal de Seguridad Ciudadana, Antidio Fagúndez, en el acto de presentación de los itinerarios procesionales que ha editado el Consistorio y de los que se repartirán 5.000 ejemplares en las oficinas de turismo, en el edificio municipal y en el Museo de Semana Santa.

Estarán de servicio cada día en las calles de la ciudad 65 agentes de la Policía Municipal, una plantilla que estará "al completo" durante los próximos días. Además, más de 90 operarios del servicio de limpieza trabajarán para mantener limpias las calles antes y después de las procesiones. Para ello, irán detrás de cada comitiva procesional unas tres personas y tres barredoras. También estarán operativos los servicios de Medio Ambiente y Obras y de Protección Civil para labores como la instalación de vallas en los templos de salida de los desfiles, el tapado y destapado de 3.000 señales verticales de tráfico, la poda de árboles que impiden el traslado de algunas mesas procesionales, la retirada de contenedores de los recorridos y la desconexión del alumbrado público durante los desfiles.

Por primera vez, el Ayuntamiento habilitará un punto sanitario de emergencias en el Parque de San Martín en colaboración con Cruz Roja. El puesto contará con desfibrilador. La ciudad también dispondrá de 38 urinarios portátiles ubicados en las plazas más concurridas del casco histórico y se repartirán 130.000 'pipeleras', las populares bolsas para echar las cáscaras de pipas, de las que 80.000 aporta el Ayuntamiento y las otras 50.000, Caja Rural.

«Zamora está preparándose para esta fiesta, la semana más importante para la ciudad. El Ayuntamiento se ha tomado en serio el tema de la Semana Santa», destacó el concejal de Turismo, Christoph Strieder, quien informó de que serán 12 los puestos de venta ambulante de almendras garrapiñadas que se instalarán en el centro de la ciudad. Por su parte, el presidente de la Junta Pro Semana Santa, Antonio Martín Alén, agradeció el esfuerzo del Ayuntamiento en las labores de limpieza, arreglo de calles y tapado de señales, así como en la instalación de vallado negro, más acorde con las procesiones.

 

Fotos

Vídeos