Solo dos de las diez procesiones del Jueves Santo pudieron desfilar por Valladolid

La procesión del Santísimo Cristo Despojado, suspendida por la lluvia. /Alberto Mingueza
La procesión del Santísimo Cristo Despojado, suspendida por la lluvia. / Alberto Mingueza

De las cinco procesiones programadas por la tarde, la Amargura de Cristo, y con tres de sus cinco cofradías, desafió a la lluvia

El Norte
EL NORTEValladolid

Las incidencias meteorológicas afectaron este Jueves Santo a ocho de los diez desfiles procesionales programados, cuyos pasos tuvieron que resguardarse en sus iglesias ante la amenaza de lluvia constante. No salió así la de la Oración y Sacrificio, la Sagrada Cena y El Despojado, mientras que en la Amargura de Cristo solo tres cofradías optaron por participar. También se suspendió la del Silencio y la de la Vera Cruz. Ya de noche, al filo de la madrugada del viernes, también optaron por no desfilar la del 'Verum corpus' del Santo Entierro y la del Cristo del Humilladero del Descendimiento. En el cómputo de procesiones solo el Cristo de la Luz disfrutó de su recorrido, aunque en los minutos finales hubo que recurrir a los plásticos para evitar males mayores.

El de ayer fue un mal día para los cofrades y penitentes, que vivieron con amargura como el esperado día grande (en número) de las procesiones se veía reducido a dos recorridos. Se cumplieron los pronósticos y la ansiada lluvia de primavera llegó en el peor momento para la Semana Santa

La procesión del Santísimo Cristo Despojado, que tenía que salir a las ocho y media de la iglesia de San Andrés, y la procesión de Oración y Sacrificio, que partía a las ocho de la tarde de la iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita, no pudieron abordar su recorrido ante el peligro de que la lluvia dañara sus tallas.

Por otra parte, la Cofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad decidieron suspender la procesión de Penitencia y Caridad también debido a la lluvia. Los pasos, que debían partir a las 18:30 de la iglesia de Santa María de la Antigua, quedaron suspendidos en ese mismo momento ya que los organizadores decidieron esperar hasta el último instante para apurar las opciones de procesionar.

La Cofradía de la Preciosísima Sangre decidió sustituir la procesión por un Vía Crucis en el interior de la Iglesia de Santa María de la Antigua. Así, a las 18:45 horas se rezó una oración antes de contar con la participación de la banda de cornetas y tambores del Santo Cristo de la Preciosísima Sangre. Por su parte, la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad celebró un acto en la puerta de la iglesia de San Martín y San Benito el Viejo. Este año no estaba previsto el indulto de ningún preso ante los juzgados de la calle Angustias, tal y como ha sucedido en anteriores ocasiones de la procesión, según informa Ical.

Los vallisoletanos no pudieron disfutar este Jueves Santo de la procesión de la Sagrada Cena que, tal y como había sucedido media hora antes con la procesión de Penitencia y Caridad, se vio obligada a suspenderse debido a la amenaza de lluvia a orillas del Pisuerga. La Cofradía de la Sagrada Cena decidió a las 18:55 horas, cinco minutos antes de la hora prevista inicialmente para tomar la salida, que finalmente no partirían de Real de Burgos, debido a «la adversa meteorología».

La única que sí salió en la tarde de este Jueves Santo vallisoletano fue la procesión de la Amargura de Cristo, prevista para las 18:45 horas desde la iglesia conventual del Corpus Christi, aunque solo participaron tres de las cinco cofradías que iban a procesionar.

Previsión meteorológica

Arriba, la procesión de la Amargura de Cristo sale a pesar de la amenaza de lluvia, pero solo participan tres cofradías. Abajo, el público se queda sin ver la procesión de la Penitencia y la Caridad, y la de la Sagrada Cena no sale de la iglesia. / Gabriel Villamil