Silencio y oración en el Vía Crucis de Cuaresma de la cofradía de la Pasión de Valladolid

Vía Crucis de la cofradía de la Pasión celebrado ayer por la tarde. /Henar Sastre
Vía Crucis de la cofradía de la Pasión celebrado ayer por la tarde. / Henar Sastre

El rezo se realizó con la llegada de la imagen a cada una de las estaciones y contó con el respaldo de dieciséis hermandades

Jota De la Fuente
JOTA DE LA FUENTEValladolid

La cofradía Penitencial de la Pasión de Cristo celebró en la primaveral tarde de este sábado su tradicional Vía Crucis de Cuaresma por las calles del entorno de su sede. Se trata de una procesión de oración, en silencio, sin bandas ni acompañamiento musical, al ritmo que marcan las catorce estaciones y la resistencia de los portadores a hombros de la imagen.

El rezo del Vía Crucis se realizó con la llegada a cada una de las estaciones de las andas de la imagen de Nuestro Padre Jesús con la Cruz a cuestas. Es una bella talla atribuida a Gregorio Fernández, recuperada por esta cofradía en el año 2013 tras el pleito interpuesto y resuelto favorablemente en Roma. Esta imagen fue recuperada por la hermandad de la iglesia del Carmen de Extramuros de Valladolid, y se trata de la histórica talla que presidía el paso Camino del Calvario.

Comienza la cuenta atrás para Semana Santa con la mirada puesta en las obras de la Plaza Mayor

Hace seis años, fue devuelta a sus legítimos propietarios tras sentencia eclesiástica, y desde entonces está expuesta al culto en la sede de San Quirce, donde es venerada. Ahora, la Pasión aprovecha esta circunstancia para darla el protagonismo que la corresponde con esta procesión atemporal y casi primaveral al inicio de la Cuaresma y que marca el comienzo de la cuenta atrás para la llegada de la Semana Santa vallisoletana.

Cuarto de hora antes de las seis de la tarde, la comitiva partió de la sede de San Quirce y Santa Julita, recorriendo las calles del barrio de la judería vallisoletana y zonas tan emblemáticas, bellas y significativas para la Semana Santa de Valladolid como Trinidad, San Quirce, Expósitos, Santo Domingo de Guzmán, Encarnación o San Benito, retornando de nuevo hasta su local.

Culto y devoción

El párroco de la unidad pastoral de San Miguel y San Nicolás, Javier Carlos Gómez, fue el encargado de dirigir las lecturas del evangelio y las estaciones dispuestas estratégicamente por el recorrido en parroquias, iglesias y sedes de cofradías. Las catorce estaciones del Vía Crucis estaban cubiertas por una o dos cofradías de Semana Santa, según los casos, para rendir culto y devoción a tan bella imagen. Todas las cofradías de Valladolid -un total de dieciocho- salieron este sábado a la calle a excepción de las dos que también tenían organizados actos propios de la preparación para la Semana Santa.

Tardes de sábado como la de hoy sirven para ir asumiendo la llegada de la Pasión vallisoletana. Las cofradías ya están inmersas en sus preparativos y actos previos. Todo el sentimiento 'semanasantero' de Valladolid mira de reojo y con suma preocupación el estado de las obras de la Plaza Mayor. Si bien fuentes del Consistorio aseguran que estarán terminadas a tiempo, lo cierto es que restan 26 días para que la primera procesión del programa oficial salga a la calle. Será el Viernes de Dolores, día 13 de abril. Dos días más tarde, Domingo de Ramos, la céntrica plaza deberá tener las gradas instaladas para que comiencen a salir en comitiva por su superficie los pasos procesionales, las cofradías y sus tallas.