Calles llenas, hoteles al completo y cortes de tráfico atestiguan el fervor turístico

Las riadas de turistas se dirigen hacia el punto neurálgico para los visitantes, el Acueducto.Antonio de Torre/
Las riadas de turistas se dirigen hacia el punto neurálgico para los visitantes, el Acueducto.Antonio de Torre

La empresa municipal de Turismo duplica las visitas guiadas ante la ingente demanda

CÉSAR BLANCOSEGOVIA

Lorenzo se asomó en todo lo alto a saludar y muchos quisieron responderle. Sí, el sol por fin se mostró para que el Jueves Santo segoviano hiciera bueno el dicho que cita a los tres jueves que brillan más que el astro rey. La bondad meteorológica alegra a las cofradías que estas fechas miran al cielo con preces para que respete su fervor, y también contenta a la feligresía de los turistas, que salieron en masivas procesiones por la ciudad cambiando los pasos por mochilas, cámaras fotográficas, callejeros y móviles.

La oferta en el turismo rural crece a más ritmo que la demanda

Que haya más viajeros que se fijen en Segovia y su provincia como destino vacacional es una buena noticia; pero esa demanda no crece al mismo ritmo que lo ha hecho la oferta de alojamientos de turismo rural autorizados. Así opina Domingo Asenjo, presidente de la Asociación de Turismo Rural y Activo en Segovia. La disponibilidad de camas se ha duplicado en apenas diez años y ya son entorno a 4.000.

La única penitencia, el fresco invernal en un calendario que ya conoce la primavera. Bueno, y el calvario del aparcamiento para los más rezagados y el vía crucis con parada en las estaciones de la restauración segoviana para venerar a la afamada gastronomía autóctona. La concejala de Turismo y Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, subrayaba ayer que la ciudad se ratifica como destino cultural de interior. Y en Semana Santa, más aún.

Fotos

Los hosteleros y alojamientos se frotan las manos, si la benigna meteorología se alarga, para hacer su particular agosto a finales de marzo. El cartel de completos cuelga en prácticamente todos los hoteles, hostales y pensiones de la capital, resalta al edil. Por lo que muchos viajeros de última hora que decidieron pasar sus vacaciones de Semana Santa en Segovia han tenido que buscar cama en los establecimientos de los municipios de los alrededores de la ciudad.

En la primera mitad de la jornada de ayer, la ocupación que calculaba Claudia de Santos en la red hotelera de la capital alcanzaba ya el 98%, por lo que el lleno era cuestión de tiempo, y no demasiado.

Comer, pero también dormir

También el atractivo turístico rural de la provincia ha dado fe de su tirón cuando el almanaque colorea de vacaciones los días centrales de la Semana Santa, como ocurre también con un puente festivo. Pero pocos cohetes más que lanzar en este sector, precisa con cierto tono de queja Domingo Asenjo, presidente de la Asociación de Turismo Rural y Activo de Segovia. Y es que, si bien en estas fechas de Pasión (y también de pasión por el descanso) los centros de la provincia prácticamente se llenan con ocupaciones que superan el 90% de las estancias ofrecidas, el resto del año se hace muy cuesta arriba para estos negocios. Asenjo calcula que al cierre del ejercicio, la media anual apenas supera el 20%, lo que demuestra la dependencia de la estacionalidad.

La lucha del turismo rural segoviano sigue siendo que «las elevadas ocupaciones de Semana Santa o de un puente de la Constitución no sean la excepción», reclama el presidente del colectivo, quien demanda la ayuda de las administraciones para mejorar la oferta y aumentar la fidelización del visitante y, por ende, las pernoctaciones; porque «el viajero que viene solo a comer no suele quedarse a dormir».

La asociación persigue eso, estancias más largas; que el visitante adquiera un abanico de opciones que le haga quedarse. El portavoz del sector aboga por crear paquetes que integren varios reclamos, amén de los que ya ejercen la naturaleza, el patrimonio, la tranquilidad o las actividades y deportes al aire libre.

El sector turístico que se encomienda con fe a esta Semana Santa para resucitar de la crisis. El miércoles fue un buen aperitivo cuando ya empezó a dejarse notar la avanzadilla de visitantes, comenta la concejala, quien indica que ya en esa jornada se doblaron algunas visitas guiadas que forman parte de la oferta de la empresa municipal de Turismo. Este refuerzo de las rutas continuó ayer y se extenderá hasta el domingo inclusive, a tenor de las reservas registradas, por ejemplo, por los paseos familiares con el arriero Claudio, que tiene previstas cuatro salidas para la jornada de Resurrección.

Hay termómetros que miden la fiebre por el destino segoviano. Uno es el de los aparcamientos públicos, que ayer estaban abarrotados. La creciente afluencia de visitantes recorriendo las calles y plazas del casco histórico provocó el corte del tráfico desde la plaza Oriental hacia la cuesta de San Juan. Otro buen síntoma. Encontrar un estacionamiento en el recinto amurallado se convertía en una misión imposible. Hacia el mediodía se restringió durante algo más de una hora el paso de vehículos desde el Acueducto a la parte alta de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos