Los pueblos se llenan de procesiones el Viernes Santo

Ledrada por fin pudo sacar sus procesiones a las calles el Viernes Santo, tras tener que suspender algunas de ellas. /GÓMEZ
Ledrada por fin pudo sacar sus procesiones a las calles el Viernes Santo, tras tener que suspender algunas de ellas. / GÓMEZ

Tras varias jornadas en las que la lluvia y el mal tiempo impidió la salida de numerosos pasos, los Vía Crucis y la Soledad se suceden en los municipios

MARÍA J. GUTIÉRREZ / WORD

Después de que se tuvieran que suspender algunas procesiones del martes, miércoles y jueves santo, por fin el Viernes Santo pudieron salir a las calles de los municipios de la provincia.

Por la mañana fueron muchas las localidades que contaron con el Vía Crucis, en unos lugares con la lectura de las estaciones y en otros con cánticos que contaban los últimos momentos de la vida de Jesús. En todos ellos fueron más de un paso los que formaron parte de estos Vía Crucis, en los que no faltó el Crucificado ni tampoco la Virgen vistiendo manto negro.

Por la tarde o por la noche fue la procesión de la Soledad la que se celebró en la mayor parte de las localidades. Y en todas ellas, con la alegría de poder salir por fin a las calles después de que durante varios días el mal tiempo impidiera realizar todas las procesiones que estaban previstas.

La religiosidad volvió a sentirse en todos los pueblos y, aunque en muchos de ellos la participación es cada vez menor, no por ello las procesiones fueron menos vistosas o sentidas.

En la jornada de ayer, Sábado de Gloria, fueron las vigilias pascuales las que tomaron el relevo, en las que se llevó a cabo la bendición del fuego y el agua.

Hoy serán las procesiones del encuentro entre la Virgen María y el Resucitado las que tomen el protagonismo, en la que se despojará a la Virgen de su manto negro, dejándola vestida de blanco, al ver a su Hijo Resucitado.

De esta forma concluirá una Semana Santa en la que los pueblos se han llenado de turistas, de religión y de tradición, y en la que se ha demostrado que, aunque haga mal tiempo, los municipios de la provincia de Salamanca continúan siendo un buen lugar para pasar los días de vacaciones.