La Pasión recala en Ciudad Rodrigo antes de introducirse en tierras lusas

Un momento del inicio de la representación de La Pasión anoche en la plaza de Herrasti de Ciudad Rodrigo. /S.G.
Un momento del inicio de la representación de La Pasión anoche en la plaza de Herrasti de Ciudad Rodrigo. / S.G.

La plaza de Herrasti rememoró las primeras representaciones del grupo que cumple 26 años en este 2019

S.G.CIUDAD RODRIGO

Después de haber pasado el sábado por Serradilla del Llano y el domingo por la localidad de Sancti Spíritus, la representación de la Pasión se llevó a escena en la noche de ayer en Ciudad Rodrigo, en concreto, en uno de los lugares de referencia para los que forman parte de este trabajo, la plaza de Herrasti.

La lluvia hizo acto de presencia de manera intermitente a lo largo de la tarde y en algún momento, incluso, se llegó a pensar en un 'plan b': haber suspendido el montaje y trasladarlo a la jornada de hoy, pero finalmente todo se desarrolló según lo previsto.

Medio centenar de personas están participando en esta edición que hace la número 26 y que promueven desde el grupo El Manantial y las delegaciones de Pastoral Juvenil y Evangelización y Nuevas Tecnologías de la Diócesis de Ciudad Rodrigo. En esta ocasión, en la plaza de Herrasti se recuperaron algunos elementos que estuvieron ligados a esta plaza en sus orígenes, pues este año las representaciones quieren ser un «revival» de los primeros años, de 1995 a 1997.

Además, los guionistas han querido recuperar parte de los textos originales, «nos parecía interesante volver a los orígenes, contar esa semilla que comenzó aquí», manifestó Pablo Moreno, el director mirobrigense que desde el principio ha estado vinculado a la iniciativa.

De este modo, La Pasión ha vuelto a traer a escena en esta edición el papel importante del narrador principal, Juan, y se ha vuelto a hacer «una provocación hacia el público que siempre ha sido parte de nuestra representación».

Ninguna edición de La Pasión ha sido igual, bien sea por los textos o por los espacios, por lo que ha pasado por la Catedral de Santa María, el Seminario o diversas partes del adarve de la muralla.

Un adelanto de esta representación ya se dio en el pregón de la Semana Santa el pasado día 6 pues Pablo Moreno contó con la colaboración de todos estos intérpretes que recrearon algunas escenas. Eso sí, se pudieron ver pasajes, como la entrada de Jesús en Jerusalén, que este año no van en el guión, un guiño a todas esas personas que acudieron a la catedral a escuchar esa disertación.

Compromiso

Sobre las representaciones de los días anteriores, Juan Carlos Sánchez, rector del Seminario, insiste en el compromiso del grupo con la tierra que pisa, algo que se aprecia en el manifiesto que publicaron el pasado año con motivo de su 25 aniversario o en el gesto de sumarse este año al movimiento de la 'España vaciada'. «El estreno en Serradilla fue luminoso en medio de la España vacía y vaciada», no se puede olvidar que una parte de la representación se llevó a cabo en las eras donde destacó la luz del atardecer y la imagen de las montañas al fondo.

En el caso de la localidad de Sancti Spíritus, con la colaboración especial del Ayuntamiento y la parroquia, la representación tuvo lugar en la iglesia parroquial y según el propio Sánchez, destacó «la emoción y el silencio».

La última de las representaciones les llevará por primera vez hasta Portugal mañana, Miércoles Santo. Será a las 20:30 horas (horario portugués) en Marmeliero (Guarda).

Parece ser que esto tan solo es una toma de contacto y la intención es que el próximo año el montaje pueda llegar a la propia ciudad portuguesa de Guarda.